1. Blog
  2. Consejos Financieros
  3. ¿Qué es el reto del céntimo? El truco para ahorrar más de 600 euros al año

¿Qué es el reto del céntimo? El truco para ahorrar más de 600 euros al año

El reto del céntimo es un plan de ahorro anual a pequeña escala que permite que los usuarios ahorren más de 650 euros en un año. Te contamos cómo funciona.

¿Qué es el reto del céntimo? El truco para ahorrar más de 600 euros al año

18/4/2022

¿Has oído hablar alguna vez del reto del céntimo? Desde que comenzó la pandemia del coronavirus en 2020, el interés por ahorrar ha ido en aumento, y cada vez son más los ciudadanos que deciden guardar dinero para estar preparados para un posible imprevisto futuro. 

Este interés se ha visto redoblado con el estallido de la guerra de Ucrania y el incremento de la inflación, que el pasado mes de marzo se elevó hasta un 9,8%, la tasa más alta desde 1985. 

Ante el encarecimiento de la lista de la compra y la pérdida de poder adquisitivo derivado del aumento de la inflación, los expertos han rebajado las perspectivas de crecimiento de la economía española, condicionado directamente al consumo de la población. 

Desde el Banco de España, de hecho, calculan que los españoles gastarán un tercio de la bolsa de ahorro acumulada, lo que permitirá que la economía crezca un 4,5%, aunque estos porcentajes podrían variar tanto de manera positiva como negativa. 

Pero ¿cómo puede un consumidor mejorar su capacidad de ahorro? A la hora de ahorrar, existen varios trucos que pueden ayudarnos a aumentar el dinero que se tiene guardado de manera bastante sencilla. Uno de ellos es el reto del céntimo, un método con el que se pueden ahorrar más de 650 euros al año sin demasiadas complicaciones. 

En este artículo, te explicamos en qué consiste exactamente el reto del céntimo y cómo puedes ponerlo en práctica.

¿Qué es el reto del céntimo? 

La mayoría de los españoles rechazan la calderilla, esos céntimos que obtenemos al cambio cuando adquirimos algún producto o servicio en efectivo. 

De acuerdo a los datos del Eurobarómetro de 2021, un documento publicado por la Comisión Europea en mayo del pasado año, un 58% de los ciudadanos de nuestro país eliminaría las monedas de uno y dos céntimos y adoptaría un sistema de redondeo obligatorio para los establecimientos en toda la eurozona, mientras que solo un 38% no actuaría sobre las monedas de menor valor (el 5% restante, a su vez, carece de opinión). 

Mientras el organismo estudia las consecuencias que la eliminación de estas monedas tendría para la economía, y en vista de que muchos de estos céntimos acaban perdidos por casa o criando polvo en el monedero, los ciudadanos pueden aprovechar sus céntimos y poner en práctica un método de ahorro que se ha hecho viral en los últimos meses: el reto del céntimo.

El reto del céntimo es, básicamente, un plan de ahorro anual y a pequeña escala que utiliza las monedas de menor valor para aumentar progresivamente las reservas monetarias de sus practicantes. 

Su funcionamiento es muy sencillo: en cada uno de los 365 días que dura el reto, los usuarios deben incrementar en un céntimo el dinero que ahorran para ir generando, progresivamente, riqueza.

Es decir: los usuarios tendrán que ahorrar un céntimo en el primer día del reto, dos en el segundo, tres en el tercero y así sucesivamente hasta ahorrar, en el último día del reto, 365 céntimos. O lo que es lo mismo: 3,65 euros. 

Si el método se sigue de forma correcta, los usuarios podrán ahorrar un total de 667,95 euros, aunque para cumplir este objetivo será necesario tener mucha constancia, ya que el reto se irá complicando conforme pasen los días.

Así, mientras que en el primer mes se ahorran tan solo unos 4,96 euros, al final del reto esta cifra aumenta hasta rondar los 110 euros, una cifra un poco menos asumible que puede ser complicada de alcanzar. 

Por norma general, el reto del céntimo se empieza en el primer día del año, es decir, el uno de enero, y finaliza el 31 de diciembre. A la hora de poner en práctica este método, los usuarios pueden elegir entre guardar los céntimos en una hucha o hacerlo en una cuenta bancaria. 

No obstante, es importante tener en cuenta que las entidades financieras no están obligadas a aceptar más de cincuenta monedas por ingreso y que puede aplicar comisiones por el recuento de las cantidades, así que si estás pensando en guardar el dinero del reto en el banco, tal vez te compense realizar el reto directamente en tu cuenta

¿Cómo funciona el reto del céntimo?

Como decíamos, a la hora de llevar a cabo el reto del céntimo los usuarios tienen dos opciones: o bien guardar los céntimos en una hucha o bien hacer transferencias con el importe correspondiente a su cuenta bancaria, ya sea de manera diaria, semanal o mensual.

En su versión original, los usuarios que quieran cumplir con el reto del céntimo deberán ahorrar cada día un céntimo más que el anterior. Es decir: se empieza guardando un céntimo y se terminan guardando 3,65 euros. Sin embargo, existen otras variantes del reto con las que podemos generar el mismo ahorro.

Una de ellas consiste en realizar el reto de manera inversa. En lugar de comenzar a ahorrar un céntimo, los usuarios empezarán guardando 365 céntimos, e irán reduciendo esta cantidad progresivamente hasta que, al final del reto, solo tengan que introducir un céntimo en su hucha o cuenta.

A finales del año, estos usuarios habrán ahorrado la misma cantidad que aquellos que lo llevan a cabo en su versión clásica. Es decir: 667,95 euros. 

No obstante, y a diferencia del método tradicional, esta alternativa irá haciéndose más asequible a medida que vayan pasando los días, por lo que puede ser una buena opción para aquellos que tengan problemas para ahorrar durante las fiestas de Navidad. 

A la hora de llevar a cabo el reto, los usuarios también pueden optar por una alternativa en la que, en lugar de hacer ingresos diarios, se hacen ingresos semanales

Con esta solución, los usuarios seguirán ahorrando las mismas cantidades que aquellos que utilizan la versión tradicional, y lo harán durante el mismo periodo de tiempo. Es decir: durante un año entero. 

Sin embargo, se librarán de la obligación de guardar el dinero diariamente, lo que puede ayudar a aquellos usuarios más olvidadizos y a aquellos que cobran semanalmente. 

Otra alternativa es la de llevar a cabo el método de manera desordenada. Con esta solución, los usuarios tendrán libertad para elegir la cantidad que ahorran diariamente, siempre dentro de los márgenes de uno a 365 céntimos y sin repetir nunca la cifra, aunque en este caso deberán tener un mayor control de los ingresos para poder lograr el objetivo de ahorro final.

No obstante, podrán disfrutar de una mayor flexibilidad y adaptar mejor el método a su situación financiera actual. 

  • Método tradicional: cada día se ahorra un céntimo más que el anterior. 

  • Método inverso: los usuarios comienzan ahorrando 365 céntimos y van disminuyendo la cantidad ahorrada con el paso de los días. 

  • Método semanal: los usuarios realizan sus ingresos de manera semanal, en lugar de diaria, pero cumpliendo siempre con los importes que les corresponden.

  • Método desordenado: los usuarios eligen la cantidad que ahorran diariamente, pero siempre dentro del margen de uno a 365 céntimos y sin repetir cifras. 

Además, a la hora de llevar a cabo el reto del céntimo, los usuarios podrán aumentar el importe de la base inicial para generar más ahorro. Así, en lugar de ahorrar un céntimo diario, podrán ahorrar cinco, diez o veinte céntimos, dependiendo de su capacidad financiera. 

En estos casos, las cantidades que ahorrarán al final del reto serán de 3.339,75 euros, 6.679,5 euros y 13.359 euros, respectivamente. 

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del reto del céntimo?

Al igual que ocurre con otros trucos y métodos, el reto del céntimo ofrece tanto ventajas como desventajas a aquellos que quieran ponerlo en práctica. 

La principal ventaja del reto es que permite que los usuarios ahorren sin hacer grandes esfuerzos o sacrificios, aprovechando las monedas de menor valor. Aportando una pequeña cantidad diaria o semanalmente, los usuarios pueden generar un ahorro de más de 650 euros al cabo de un año, mejorando así sus finanzas. 

Los usuarios tienen, además, libertad para elegir dónde guardan los ahorros que generen con el reto: ya sea en una hucha o en una cuenta corriente. Asimismo, pueden elegir cómo quieren llevar a cabo el reto: comenzando con importes pequeños que van en aumento o, al contrario, empezando con importes de mayor tamaño que van en descenso. 

El reto, no obstante, cuenta con la desventaja de ofrecer, por lo general, poca flexibilidad a los usuarios, lo que puede suponer un problema en caso de que nos sorprenda un imprevisto financiero que afecte a nuestras finanzas personales. 

Asimismo, en caso de que decidamos guardar el dinero en una hucha en casa, a la hora de ingresarlo en el banco corremos el riesgo de que la entidad nos aplique comisiones por conteo, por lo que antes de empezar el reto es recomendable que estudiemos si nos compensa hacer transferencias a nuestra cuenta con el dinero que vayamos ahorrando. 

PREGUNTAS FRECUENTES Y RESPUESTAS

Respuestas a las preguntas más habituales sobre qué es el reto del céntimo

El reto del céntimo es, básicamente, un plan de ahorro anual y a pequeña escala que utiliza las monedas de menor valor para aumentar progresivamente el ahorro de sus practicantes. 

El funcionamiento del reto del céntimo se basa en incrementar en un céntimo el dinero que se ahorra para ir generando, progresivamente, riqueza. Es decir: los usuarios tendrán que ahorrar un céntimo en el primer día del reto, dos en el segundo, tres en el tercero y así sucesivamente hasta ahorrar, en el último día del reto, 365 céntimos. O lo que es lo mismo: 3,65 euros.

Si el reto del céntimo se cumple, los usuarios pueden ahorrar un total de 667,95 euros.

Sí. El reto del céntimo también puede llevarse a cabo de manera inversa, ahorrando 365 céntimos al inicio y reduciendo esta cantidad conforme pasan los días, o de manera desordenada, eligiendo libremente la cantidad que se ahorra. En este caso, los usuarios tendrán que mantenerse en el margen de uno a 365 céntimos y no podrán repetir las cifras.

Además, en lugar de hacer los ingresos de manera diaria, los usuarios también podrán hacerlos de manera semanal.

Sí. Los usuarios pueden aumentar el importe de la base inicial del reto del céntimo para generar más ahorro. Así, en lugar de ahorrar un céntimo diario, podrán ahorrar cinco, diez o veinte céntimos, dependiendo de su capacidad financiera. 

La principal ventaja del reto es que permite que los usuarios ahorren sin hacer grandes esfuerzos o sacrificios, aprovechando las monedas de menor valor. Además, los usuarios tienen libertad para elegir dónde guardan los ahorros que generen con el reto y pueden elegir cómo quieren llevarlo a cabo.

El reto del céntimo cuenta con la desventaja de ofrecer, por lo general, poca flexibilidad a los usuarios, lo que puede suponer un problema en caso de que nos sorprenda un imprevisto financiero que afecte a nuestras finanzas personales. 

Asimismo, en caso de que decidamos guardar el dinero en una hucha en casa, a la hora de ingresarlo en el banco corremos el riesgo de que la entidad nos aplique comisiones por conteo.

¿QUÉ MÁS PODEMOS OFRECERTE?

Nuestros servicios para un mejor bienestar económico