1. Blog de préstamos y finanzas personales
  2. Consejos Financieros
  3. Seguros vinculados a préstamos personales: ¿son obligatorios?

Seguros vinculados a préstamos personales: ¿son obligatorios?

A la hora de conseguir un préstamo, son muchos los bancos que ponen como requisito que contratemos un seguro. Pero ¿es legal?

Seguros vinculados a préstamos personales, ¿son obligatorios?

15/11/2021

A la hora de pedir un préstamo personal, es habitual que los bancos nos digan que debemos contratar un seguro si queremos que aprueben nuestra solicitud, sobre todo cuando lo que buscamos es un crédito hipotecario

Esta práctica es tan habitual que dos de cada tres solicitantes de créditos creen que están obligados a contratar un seguro con el banco si quieren conseguir la financiación que buscan. Así lo revela un estudio sobre contratación de seguros vinculados hecho por el Consejo General de Colegios de Mediadores y publicado el pasado mes de junio en el que se analiza la relación entre ambos productos

Este documento, que se ha elaborado en base a los datos de 1.100 entrevistas realizadas vía online a personas mayores de 35 años que habían contratado una hipoteca o préstamo de consumo en los últimos diez años, señala que en un 59% de los casos analizados la suscripción del seguro fue una condición necesaria para formalizar la concesión del préstamo, un porcentaje que se dispara hasta un 74% en el caso concreto de las hipotecas y disminuye ligeramente hasta un 53% en el caso de los créditos al consumo. 

Pero ¿pueden obligarnos los bancos a contratar un seguro con nuestros préstamos? ¿Es absolutamente obligatorio? ¿Qué dice la ley? A pesar de la gran cantidad de usuarios que se han visto forzados a comprar estas pólizas para conseguir un crédito personal, la realidad es que por ley los bancos y entidades financieras no pueden condicionar la aprobación de un préstamo de consumo a la adquisición de ningún tipo de producto. Lo que sí pueden, no obstante, es asociar esta contratación a unas mejores condiciones presupuestarias, como pueden ser unos menores intereses. 

¿Son obligatorios los seguros vinculados a los préstamos personales?

Tal y como recoge la Ley 26/2006 de Mediación de Seguros y Reaseguros en su artículo 5.2, los mediadores de seguros y de reaseguros no pueden imponer directa o indirectamente la celebración de un contrato de seguro. Es decir: su contratación debe ser completamente voluntaria.

A la hora de solicitar un préstamo, los usuarios deben tener completa libertad para decidir si quieren comprar un seguro vinculado o no. Los bancos no pueden, bajo ningún concepto, obligarnos a adquirir un seguro o cualquier otro de sus productos para aceptar nuestra solicitud de crédito. Hacerlo, según denunció el presidente de la Escuela de Negocios de Seguros-CECAS, Javier Barberá, en declaraciones con la agencia de noticias Europa Press, implica incurrir en “prácticas comerciales abusivas e ilegales” que van en contra de “la libertad de los clientes y la competencia”.  

Aun así, muchas entidades bancarias obligan a sus clientes a contratar una póliza para aprobar su solicitud de préstamo. En el estudio sobre la contratación de seguros vinculados realizado por el Consejo General de Colegios de Mediadores, tan solo un 39% de los encuestados afirmó que la contratación de un seguro no fue una condición necesaria. Además, un 66% de los solicitantes de una hipoteca o préstamo al consumo no fue informado por su banco de que podía adquirir la póliza de seguros con cualquier otra entidad, creyendo, así, que debían contratarlo con la compañía que les ofrecía el préstamo. 

Hay, sin embargo, una excepción: las hipotecas. Tal y como recoge la Ley 5/2019, del 15 de marzo y reguladora de los contratos de crédito inmobiliario, cuando un usuario quiere contratar una hipoteca los bancos prestamistas pueden exigirle la suscripción de una póliza de seguros en garantía del cumplimiento de las obligaciones del contrato de préstamo, así como la contratación de un seguro de daños sobre el inmueble hipotecado. 

Estos seguros, no obstante, podrán contratarse con cualquier compañía aseguradora, siempre y cuando ofrezcan unas condiciones y un nivel de prestaciones equivalentes al que hubiera propuesto el prestamista. La entidad financiera no podrá cobrar ningún tipo de comisión por el análisis de las pólizas alternativas que le presente el usuario, ni empeorar las condiciones del préstamo en caso de que el cliente se decante, finalmente, por la póliza de otra compañía aseguradora. Es decir: a la hora de pedir una hipoteca, si bien nos pueden poner como requisito la suscripción de una póliza de seguros, el banco no puede obligarnos a contratar los seguros que él ofrece. El usuario tendrá siempre derecho a elegir la póliza que más le convenga sin que esto repercuta negativamente en su contrato de préstamo. 

¿Qué ventajas tiene contratar un seguro vinculado a un crédito personal?

A pesar de que los bancos y entidades bancarias no pueden obligar a los usuarios a contratar un seguro para concederles un préstamo, muchas instituciones financieras ofrecen condiciones más ventajosas a los clientes que contratan una o varias de sus pólizas de seguros, como puede ser un mayor plazo de amortización o unos tipos de interés más bajos. 

La contratación de un seguro vinculado a un crédito personal también puede hacer que un cliente tachado como insolvente pase a ser apto para conseguir el préstamo. Es decir: cuando un banco considera que un cliente no es solvente y que la devolución del préstamo no está garantizada, puede aprobar la concesión del crédito a cambio de que el cliente acepte contratar un seguro

¿Cuándo me conviene contratar un seguro vinculado a mi préstamo personal?

Como cualquier otro producto financiero, los seguros tienen un coste. Con ellos, los bancos y entidades bancarias pueden aumentar los beneficios que obtienen con cada uno de sus préstamos, pero, aun así, hay casos en los que conviene tenderles la mano. 

Contratar un seguro vinculado a un préstamo con un banco puede resultar beneficioso si somos clientes con un buen perfil financiero. En estos casos, cabe la posibilidad de que la propia entidad nos ofrezca un seguro a cambio de rebajar los intereses asociados al préstamo, es decir: a cambio de reducir el coste del préstamos. Para comprobar si la suscripción del seguro nos resulta conveniente, es importante, sin embargo, que hagamos cuentas y estudiemos pormenorizadamente la oferta. El seguro puede reducir los intereses, pero tal vez esta rebaja no sea suficiente como para compensar su gasto.

Además, también es recomendable que antes de firmar un préstamo, con o sin seguro asociado, busquemos opciones crediticias en otras entidades. Esto nos permitirá comparar las condiciones, gastos e intereses y encontrar la oferta que más se ajuste a lo que necesitamos.

¿Cuáles son los seguros que más se contratan?

En el estudio del Consejo General de Colegios de Mediadores, un 84% de los entrevistados afirmó que su banco les ofreció la posibilidad de contratar un seguro. De estos, un 74% acabó, finalmente, adquiriendo la póliza que les ofrecía su entidad, pero ¿cuáles son los que más se contratan?

De acuerdo a los datos de esa misma investigación, los seguros que más se suelen vincular a los préstamos son los de vida (72%), seguidos por los de hogar (59%), aunque en los últimos años ha aumentado el número de personas que vinculan las pólizas de coches (20%). Si atendemos a los tipos de crédito, en los préstamos hipotecarios los seguros del hogar se vinculan en el 81% de los casos, los de vida en un 71% y los de coche en un 21%. En el caso de los créditos de consumo, no obstante, los seguros que más se vinculan son los de vida, en el 61% de los casos, seguidos por los del hogar, en un 39%, y los de coches, en un 17%.

¿QUÉ MÁS PODEMOS OFRECERTE?

Nuestros servicios para un mejor bienestar económico