1. Blog
  2. Finanzas Personales
  3. ¿Cuáles son las ayudas para autónomos de 2023?

¿Cuáles son las ayudas para autónomos de 2023?

Los trabajadores autónomos podrán seguir beneficiándose de una serie de ayudas en este 2023, a pesar de la entrada en vigor del nuevo sistema de cotización. En este artículo, os decimos cuáles son.

¿Cuáles son las ayudas para autónomos de 2023?

18/1/2023

¿Cuáles son las ayudas para autónomos que seguirán vigentes en este 2023? ¿Y cómo se pueden solicitar? El 2023 será un año cargado de novedades para los trabajadores autónomos, que por primera vez tendrán que cotizar por sus ingresos reales.

Tras meses de negociación, el pasado mes de julio el Ministerio de Seguridad Social, dirigido por el ministro José Luis Escrivá, alcanzó un acuerdo con las tres principales asociaciones de autónomos (UPTA, Uatae y ATA) para reformar el sistema de cotización de los autónomos. 

El acuerdo, que el Congreso aprobó con 260 votos a favor, 64 en contra y 25 abstenciones en el mes de agosto, establece un nuevo modelo de cotización basado en los rendimientos reales de los autónomos, es decir, en la diferencia entre sus ingresos y sus costes. 

Este modelo está dividido en quince tramos de cotización con unos máximos y mínimos que determinan las bases de cotización y las cuotas que deben asumir estos trabajadores y se desglosará de manera progresiva durante el transcurso de nueve años, hasta 2032, cuando el Gobierno espera alcanzar un modelo definitivo en el que cotizaciones se correspondan exactamente con los ingresos reales de los autónomos.

La reforma del sistema de cotización de los autónomos entró en vigor el pasado 1 de enero y afecta, sin excepción, a todos los trabajadores que coticen en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Con esta reforma, se busca combatir la merma de recursos del RETA y aumentar el nivel de protección sobre los trabajadores por cuenta propia, equiparando sus prestaciones con las de los trabajadores del régimen general, que perciben, de media, 600 euros más en sus pensiones que los autónomos. 

La entrada en vigor del nuevo sistema de cotización supone un importante cambio para los trabajadores por cuenta propia, que anteriormente podían elegir libremente sus bases de cotización. Sin embargo, en este 2023 aún podrán beneficiarse de una serie de ayudas y beneficios. En este artículo, te contamos cuáles son.

Las ayudas para autónomos de 2023

En nuestro país, los trabajadores autónomos pueden beneficiarse de varios tipos de ayudas, que dependen tanto de su situación laboral como de su situación personal. 

Estas ayudas tienen el objetivo de fomentar la creación de autoempleo, y se articulan en forma de subvenciones, reducciones y bonificaciones. Estas son algunas. 

Ayudas a la promoción del empleo autónomo

Anualmente, la Administración Central pone a disposición de los usuarios que quieran darse de alta como autónomos el ‘Programa de promoción del empleo autónomo’, un conjunto de ayudas creado para ayudar a la incorporación de trabajadores desempleados a una actividad por cuenta propia o en trabajo asociado.

Este programa está regulado por la Orden TAS/1622/2007 de 5 de junio y está compuesto por cuatro subvenciones distintas que, pese a ser de carácter nacional, están gestionadas por las distintas Comunidades Autónomas del país.  

Subvención para establecerse como trabajador autónomo

Se trata de una ayuda creada para facilitar que las personas desempleadas se constituyan como trabajadores autónomos y consoliden un proyecto emprendedor.

Esta subvención podrán pedirla las personas desempleadas e inscritas como demandantes de empleo cuando se establezcan como trabajadores por cuenta propia. Su cuantía es de 7.500 euros, aunque se incrementará si el solicitante pertenece a algún colectivo que, por su naturaleza, tenga más dificultades para establecerse como autónomo. 

En concreto, se establece que los beneficiarios que formen parte de los siguientes colectivos verán incrementada su subvención:

  • Las personas con discapacidad.

  • Las personas en desempleo de larga duración.

  • Las personas desempleadas de más de 45 años.

  • Las personas desempleadas de menos de 30 años.

  • Las personas perceptoras del ingreso mínimo vital, la renta mínima de inserción o cualquier figura análoga regulada por las Comunidades Autónomas.

  • Las personas en situación o riesgo de exclusión social que no se incluyan en los supuestos anteriores.

La subvención, además, se incrementará en 500 euros si el benefactor es una mujer, sin perjuicio de cualquier otra prioridad que determine la administración pública competente.

Subvención para financiar las inversiones para la creación y puesta en marcha de la empresa

Se trata de una subvención diseñada para financiar las inversiones que los trabajadores autónomos deben asumir a la hora de constituir su negocio.

Esta subvención se articula en dos soluciones: una ayuda financiera sobre los préstamos que se soliciten para financiar las inversiones de un nuevo negocio y una ayuda directa sobre las inversiones que se hagan para crear y poner en marcha la empresa.

  • Ayuda financiera sobre los préstamos para financiar inversiones: reduce en hasta cuatro puntos el tipo de interés fijado por la entidad financiera con la que se haya firmado el contrato de préstamo, con una cuantía máxima de referencia de 9.000 euros. Esta subvención se otorgará siguiendo la fórmula que establezcan las correspondientes bases reguladoras que dicten las administraciones públicas competentes.  

  • Ayuda directa sobre las inversiones para crear y poner en marcha la empresa: cubre hasta el 50% del coste de la adquisición, hasta una cuantía máxima de 9.000 euros.

Subvención para asistencia técnica

Se trata de una subvención diseñada para financiar parcialmente la contratación de los servicios externos necesarios para mejorar el desarrollo de la actividad empresarial, la realización de estudios de viabilidad, organización, comercialización, diagnosis u otros supuestos de naturaleza análoga, siempre durante el periodo de puesta en marcha de la compañía.

Esta subvención se articula en torno a dos soluciones: una ayuda destinada a la financiación de estos servicios y una ayuda dirigida a la formación relacionada con la dirección y gestión empresarial y las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. 

  • Ayuda destinada a la financiación de servicios: cubre hasta el 75% del coste de los servicios prestados, con un máximo de 2.000 euros

  • Ayuda a la formación: cubre hasta el 75% del coste de la formación, con un máximo de 2.400 euros.

Subvención para la formación

Se trata de una ayuda creada para la adaptación e inclusión de medidas de accesibilidad universal, cognitivas y de comunicación, así como para la dotación de medios de protección para evitar riesgos laborales y eliminación de barreras arquitectónicas u obstáculos que impidan o dificulten el trabajo de las personas con discapacidad.

Esta subvención está destinada a las personas desempleadas que tengan reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33% y se quieran constituir como autónomos. Su cuantía es de 1.800 euros.

Reducciones y bonificaciones para autónomos

Más allá de las subvenciones recogidas en el Programa de promoción del empleo autónomo, los trabajadores autónomos también pueden beneficiarse de una serie de reducciones y bonificaciones en sus cotizaciones a la Seguridad Social. 

Estas bonificaciones se encuentran recogidas en la propia página web del SEPE y son las siguientes:

La tarifa plana para nuevos autónomos

Durante 2023 y 2025, las personas que causen alta inicial en el régimen de autónomos podrán solicitar una reducción en su cotización. 

En concreto, las personas autónomas que no hayan estado dadas de alta en los dos años inmediatamente anteriores a la fecha de efecto de la nueva alta, o bien tres años, en caso de haber disfrutado previamente de esta deducción, podrán disfrutar de una tarifa plana de 80 euros durante los doce primeros meses en los que desarrollen su actividad.

Transcurrido este tiempo, esta tarifa plana podrá prolongarse durante doce meses adicionales para aquellos trabajadores que prevean que sus rendimientos económicos netos anuales vayan a ser inferiores al salario mínimo profesional correspondiente, siempre y cuando lo soliciten a través de Importass.

En el caso de los trabajadores con una discapacidad igual o superior al 33%, víctimas de violencia de género o víctimas de terrorismo, esta tarifa se aplicará, inicialmente, durante los 24 primeros meses de actividad. 

Transcurrido este tiempo, y si prevén que sus rendimientos económicos vayan a ser menores que el salario mínimo profesional, podrán beneficiarse de una tarifa plana de 160 euros durante los 36 meses siguientes. 

A la hora de solicitar la ampliación, se deberá presentar una declaración relativa a que los rendimientos netos que se prevén obtener van a ser inferiores al salario mínimo profesional vigente. Además, los trabajadores podrán renunciar en cualquier momento a la aplicación de la tarifa plana, con efectos a partir del primer día del mes siguiente al de la comunicación de la renuncia. 

En cualquier caso, estos beneficios no se aplicarán a los familiares de trabajadores autónomos por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado inclusive o por adopción que se incorporen al régimen de autónomos.

Bonificación por cuidado de menor afectado por una enfermedad grave

Los trabajadores autónomos que tengan una prestación para el cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave tendrán derecho a una bonificación del 75% de la cuota por contingencias comunes durante el periodo en el que perciban la prestación. 

Bonificación a las trabajadores autónomas por reincorporación a su actividad

Las trabajadoras autónomas que hayan cesado su actividad profesional por el nacimiento de hijo, adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento y tutela y quieran reincorporarse a la vida profesional tendrán derecho a una bonificación del 80% de la cuota por contingencias comunes durante los 24 meses inmediatamente siguientes a la fecha reincorporación al trabajo. 

Bonificación a los trabajadores autónomos que se encuentren en baja por maternidad o paternidad

Los trabajadores autónomos que se encuentren de baja por maternidad o paternidad, adopción, guarda con fines de adopción, acogimiento o por riesgo de embarazo o lactancia podrán beneficiarse de una reducción del 100% su cuota por contingencias comunes durante este periodo de descanso. 

Bonificación a los trabajadores autónomos de empresas emergentes que se encuentren en situación de pluriactividad

Los trabajadores autónomos que posean el control, directo o indirecto, de una empresa emergente y que, de forma simultánea, trabajen por cuenta ajena para otro empleador podrán beneficiarse de una bonificación del 100% de su cuota durante un máximo de tres años, siempre y cuando la bonificación no sea incompatible con otras reducciones. 

La Cuota Cero para trabajadores autónomos

Además de las bonificaciones, subvenciones y reducciones que se ofrecen a nivel estatal, los trabajadores autónomos también podrán beneficiarse de las ayudas específicas que sus Comunidades Autónomas decidan poner en marcha para promover el autoempleo. 

Una de ellas es la cuota cero para autónomos, una bonificación que aplican las Comunidades de Madrid, Murcia y Andalucía a los trabajadores autónomos que se den de alta en 2023. 

Esta ayuda, creada para compensar la carga de gasto que deberán asumir los trabajadores por cuenta propia con el nuevo sistema de cotización, bonificará la totalidad de las cuotas a la Seguridad Social que se realicen durante los 24 primeros meses de actividad. 

Además de las Comunidades de Madrid, Murcia y Andalucía, esta cuota cero también se aplicará en Baleares, pero solo a las mujeres y a los nuevos trabajadores autónomos de menos de 35 años. 

Más allá de las ayudas específicas para autónomos que se ofrecen a nivel estatal o autonómico, los trabajadores autónomos también podrán acceder a las líneas ICO, una línea de financiación creada para financiar proyectos de autónomos, pymes y emprendedores.

De igual manera, todos estos trabajadores se beneficiarán de las ayudas que el Gobierno ha incluido en su último paquete anticrisis, es decir, de la suspensión del IVA de los productos alimenticios de primera necesidad, el cheque de 200 euros para la lista de la compra o la congelación del precio de los alquileres. 

PREGUNTAS FRECUENTES Y RESPUESTAS

Respuestas a las preguntas más habituales sobre cuáles son las ayudas para autónomos de 2023

El nuevo sistema de cotización de los autónomos es un modelo basado en los rendimientos reales de los autónomos, es decir, en la diferencia entre sus ingresos y sus costes. 

Este modelo está dividido en quince tramos de cotización con unos máximos y mínimos que determinan las bases de cotización y las cuotas que deben asumir estos trabajadores y se desglosará de manera progresiva durante el transcurso de nueve años, hasta 2032, cuando el Gobierno espera alcanzar un modelo definitivo en el que cotizaciones se correspondan exactamente con los ingresos reales de los trabajadores por cuenta propia.

Sí, los trabajadores autónomos podrán seguir percibiendo ayudas en 2023.

En 2023, los trabajadores autónomos podrán beneficiarse de las siguientes ayudas de las subvenciones incluidas en el Programa de promoción del empleo autónomo, de las líneas ICO, las ayudas específicas de cada Comunidad Autónoma y de las bonificaciones y reducciones a las cotizaciones que aparecen recogidas en el SEPE.

El Programa de promoción del empleo autónomo es un conjunto de ayudas creado para ayudar a la incorporación de trabajadores desempleados a una actividad por cuenta propia o en trabajo asociado.

Este programa está regulado por la Orden TAS/1622/2007 de 5 de junio y está compuesto por cuatro subvenciones, gestionadas por las Comunidades Autónomas: la subvención para establecerse como trabajador autónomo, la subvención para financiar las inversiones para la creación y puesta en marcha de la empresa, la subvención para asistencia técnica y la subvención para la formación.

Los trabajadores autónomos podrán beneficiarse de las siguientes reducciones, siempre y cuando cumplan con los requisitos correspondientes:

  • La tarifa plana para nuevos autónomos.

  • La bonificación por cuidado de menor afectado por una enfermedad grave

  • La bonificación a las trabajadores autónomas por reincorporación a su actividad

  • La bonificación a los trabajadores autónomos que se encuentren en baja por maternidad o paternidad

  • La bonificación a los trabajadores autónomos de empresas emergentes que se encuentren en situación de pluriactividad

La cuota cero para autónomos es una bonificación que aplican las Comunidades de Madrid, Murcia y Andalucía a los trabajadores autónomos que se den de alta en 2023.

Esta ayuda, creada para compensar la carga de gasto que deberán asumir los trabajadores por cuenta propia con el nuevo sistema de cotización, bonificará la totalidad de las cuotas a la Seguridad Social que se realicen durante los 24 primeros meses de actividad. 

Además de las Comunidades de Madrid, Murcia y Andalucía, esta cuota cero también se aplicará en Baleares, pero solo a las mujeres y a los nuevos trabajadores autónomos de menos de 35 años.