1. Blog
  2. Información Financiera
  3. ¿Cómo se calcula el paro y cuánto dura esta prestación?

¿Cómo se calcula el paro y cuánto dura esta prestación?

La prestación por desempleo es una pensión de tipo contributivo que protege a los trabajadores que, aun queriendo trabajar, pierdan su empleo de forma temporal o definitiva o vean reducida su jornada laboral entre un 10% y un 70%. En este artículo, te contamos cuáles son los requisitos para acceder a ella, cuánto dura y cómo se calcula su importe.

¿Cómo se calcula el paro y cuánto dura esta prestación?

11/12/2022

¿Cómo se calcula el paro? ¿Cómo puedo saber cuál será mi prestación de desempleo? Incluso cuando tenemos un contrato de trabajo, uno de los temas que más nos preocupan dentro del mundo laboral es el paro. 

La prestación por desempleo es una pensión de tipo contributivo que protege a los trabajadores que, aun queriendo trabajar, pierdan su empleo de forma temporal o definitiva o vean reducida su jornada laboral entre un 10% y un 70%. 

Estas prestaciones están gestionadas por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y por el Instituto Social de la Marina, en el caso de aquellos empleados que pertenezcan al Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar. 

Según los últimos datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, actualmente se calcula que en nuestro país hay 2.881.380 personas en situación de desempleo, y que la cuantía media de esta prestación se sitúa en 903,6 euros, un 3,7% más que en el ejercicio anterior. En este artículo, os contamos cuáles son los requisitos para acceder al paro, cuánto puede durar y cómo se calcula. 

Los requisitos para solicitar la prestación de desempleo

Aunque la prestación por desempleo es una ayuda pensada para proteger a los trabajadores que pierdan su empleo, no todos los empleados tienen derecho a acceder a ella. Y es que al igual que ocurre con cualquier otro tipo de pensión, para poder cobrar el paro es necesario cumplir con una serie de condiciones que aparecen recogidas en la sede oficial del SEPE.  

Estos requisitos son los siguientes

  • Estar afiliado, en situación de alta o asimilada de alta en la Seguridad Social en un régimen que contemple la contingencia por desempleo.

  • Encontrarse en una situación legal de desempleo (el trabajador deberá haber perdido el empleo por causas ajenas a su propia voluntad) y estar disponible tanto para buscar activamente empleo como para aceptar una colocación adecuada, es decir, una profesión relacionada con su historial laboral o con su formación o aptitudes físicas. En caso de que el beneficiario haya cobrado la prestación durante un año de manera interrumpida, no obstante, se considerará colocación adecuada cualquier profesión que estimen los servicios públicos

  • Estar inscrito como demandante de empleo y mantener la inscripción durante todo el periodo en que se perciba la prestación. 

  • Haber trabajado y cotizado a la Seguridad Social durante al menos 360 días dentro de los seis años anteriores a la situación de desempleo o al momento en que cesó la obligatoriedad de cotizar.

  • No haber cumplido la edad ordinaria de jubilación, fijada en este 2022 en 66 años y dos meses (o 65 años, en el caso de que se haya cotizado durante al menos 37 años y seis meses). 

  • No realizar una actividad o trabajo por cuenta ajena a tiempo completo, salvo que sea posible la compatibilidad si lo establece un programa de fomento de empleo.

  • No cobrar una pensión de la Seguridad Social incompatible con este subsidio.

Las personas que cumplan con estos requisitos podrán solicitar su prestación de desempleo. Esta solicitud deberá presentarse en un plazo de quince días hábiles a contar desde el último día trabajado o, en el caso de que la empresa haya abonado vacaciones por no haberlas disfrutado con anterioridad al cese, en los quince días hábiles siguientes al final de este periodo vacacional, y podrá realizarse por las siguientes vías: 

  • A través de la sede electrónica del SEPE a la que se puede acceder en este enlace. Los solicitantes que quieran realizar por esta vía deberán estar registrados en el sistema Cl@ve o, en su defecto, disponer de un certificado digital o DNI electrónico. 

  • En la oficina de prestaciones, tras pedir cita previa en la sede electrónica del SEPE o por teléfono, o en cualquier oficina de registro público. 

  • Por correo administrativo.

A la hora de hacer su solicitud, los trabajadores deberán presentar también una serie de documentos, que variarán dependiendo de su situación personal. No obstante, por norma general los documentos que se deben entregar son el certificado de empresa, el libro de familia y el DNI, así como un documento bancario en el que figure el número de cuenta en la que se desee recibir el subsidio. 

Una vez se haya completado la solicitud, y siempre que no falte documentación, el SEPE o, en su defecto, el Instituto Social de la Marina deberán resolver la solicitud en un máximo de quince días y notificar su resolución al solicitante en un plazo de diez días, a contar desde la fecha en la que se haya resuelto el caso. 

En caso de que el solicitante realice su solicitud fuera de plazo, es decir, una vez transcurridos los quince días hábiles marcados, tendrá derecho a que su petición se resuelva a partir de la fecha en la que la ha presentado, y perderá tantos días de prestación como hayan pasado desde la fecha en que se hubiera aprobado la solicitud, de haberla presentado, y la fecha en la que se ha realizado.

¿Cuál es la duración del paro?

La duración de las prestaciones por desempleo no es la misma para todos los trabajadores, sino que varía dependiendo de las cotizaciones por desempleo que se hayan realizado durante los seis años previos a la solicitud.

Es decir: el tiempo de paro del que una persona podrá disfrutar está intrínsecamente ligado a los días que haya trabajado y cotizado a la Seguridad Social, siendo mayor para aquellos que hayan trabajado más y menor para quienes hayan trabajado menos. 

Para calcular el tiempo en el que un trabajador podrá cobrar su pensión de desempleo, solo se tendrán en cuenta las cotizaciones que no se hayan computado anteriormente para  cobrar este subsidio y las cotizaciones de las vacaciones que se hayan pagado y que no se hayan consumido.

Los días en los que se haya cobrado el paro, en cambio, no se tendrán en cuenta para este cálculo, pese a que sí se utilizan para determinar la cuantía de otras prestaciones, como puede ser la de jubilación

La duración de la prestación de desempleo oscila entre los cuatro meses y los dos años. Para poder acceder a ella, es necesario acreditar una cotización mínima de doce meses, o lo que es lo mismo, 360 días, con la que se tendrá acceso a una prestación con una duración de cuatro meses. 

Los trabajadores que superen este mínimo verán ampliada la duración de su prestación de desempleo en base a una escala elaborada por el SEPE, mientras que aquellos que no lo alcancen no podrán acceder a este subsidio. 

En concreto, para determinar la duración de las prestaciones de desempleo se aplica la siguiente escala:

Días de cotizaciónDías de prestación
de 360 a 539120
de 540 a 719180
de 720 a 899240
de 900 a 1079300
de 1080 a 1259360
de 1260 a 1439420
de 1440 a 1619480
de 1620 a 1799540
de 1800 a 1979600
de 1980 a 2159660
desde 2160720

En el caso de los trabajadores que hayan sufrido una reducción de jornada, cada día que hayan trabajado se contabilizará como un día completo, independientemente de la duración de la jornada. En cambio, en el caso de los trabajadores contratados a tiempo parcial, se tendrá en cuenta la duración del contrato o actividad.

¿Cómo se calcula el paro?

La cuantía de la prestación de desempleo se fija en función de las bases de cotización por contingencias profesionales a la Seguridad Social por las que el trabajador haya cotizado en los 180 días previos a la situación, quedando excluidas de la operación las horas extraordinarias que haya realizado.

La base reguladora, es decir, el importe, se establece realizando una media de estas cotizaciones. Durante los 180 primeros meses del cobro del subsidio, los trabajadores percibirán un 70% de esta base reguladora, pero una vez superado este periodo, la cuantía se reducirá a un 50%. 

Además de tener en cuenta las bases de cotización por las que se ha cotizado, para calcular la cuantía del paro también se tienen en cuenta los topes máximos y mínimos en los que se engloba esta prestación. Estos topes dependen del indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM), por lo que se actualizan cada año. 

Estos topes varían en función de si el solicitante tiene hijos a cargo. Teniendo en cuenta que en 2022 el IPREM es de 579,02 euros mensuales (6.948,24 euros anuales, repartidos en catorce pagas), los topes mínimos y máximos del subsidio de desempleo son los siguientes:

  • Cuantía mínima del paro para una persona sin hijos: 540,41 euros mensuales. 

  • Cuantía mínima del paro para una persona con uno o más hijos a cargo: 722,80 euros mensuales.

  • Cuantía máxima del paro para una persona sin hijos: 1.182,16 euros mensuales.

  • Cuantía máxima del paro para una persona con un hijo a cargo: 1.351,04 euros mensuales.

  • Cuantía máxima del paro para una persona con dos o más hijos a cargo: 1.519,92 euros mensuales.

Al importe bruto de la prestación por desempleo se le aplicarán dos deducciones: la cotización a la Seguridad Social y la retención a cuenta del IRPF, siempre y cuando proceda. Las personas que cobren el paro recibirán el ingreso en la cuenta que hayan indicado. El pago se producirá el día 10 de cada mes o, si es festivo, el siguiente día hábil. 

¿Se puede cobrar el paro si se ha trabajado menos de un año?

Para poder cobrar la prestación de desempleo, uno de los requisitos mínimos que se exigen es haber cotizado durante al menos un año.

Aquellos trabajadores que no hayan alcanzado este mínimo no podrán acceder a esta prestación, pero sí podrán acceder a otra prestación de características semejantes: el subsidio legal por desempleo, una ayuda creada para aquellos trabajadores que no tienen acceso a la prestación contributiva de desempleo. 

Para acceder a esta ayuda, los solicitantes deberán estar en situación de desempleo, estar inscritos como demandantes de empleo y haber cotizado un mínimo de seis meses o de tres, en caso de que tengan hijos a cargo. 

Al igual que ocurre con la prestación contributiva, los trabajadores que quieran acceder a esta ayuda deberán presentar su solicitud en un plazo de quince días hábiles a contar desde el día siguiente a la situación de desempleo. 

La duración de este subsidio dependerá del número de meses cotizados y de las cargas familiares que tenga el solicitante.

Aquellos que no tengan cargas, podrán cobrar la prestación durante seis meses, mientras que aquellos que sí tengan cargas podrán cobrarla hasta un máximo de 21 meses, en caso de que hayan cotizado durante seis o más meses. En caso de haber cotizado menos, la cuantía será equivalente al número de meses que se hayan trabajado. Su cuantía será equivalente al 80% del IPREM, es decir, 463,21 euros mensuales.

PREGUNTAS FRECUENTES Y RESPUESTAS

Respuestas a las preguntas más habituales sobre cuánto dura y cómo se calcula el paro

La prestación por desempleo es una pensión de tipo contributivo que protege a los trabajadores que, aun queriendo trabajar, pierdan su empleo de forma temporal o definitiva o vean reducida su jornada laboral entre un 10% y un 70%. 

Para solicitar el paro es necesario cumplir con estos requisitos:

  • Estar afiliado, en situación de alta o asimilada de alta en la Seguridad Social en un régimen que contemple la contingencia por desempleo.

  • Encontrarse en una situación legal de desempleo y estar disponible tanto para buscar activamente empleo como para aceptar una colocación adecuada.

  • Estar inscrito como demandante de empleo y mantener la inscripción durante todo el periodo en que se perciba la prestación. 

  • Haber trabajado y cotizado a la Seguridad Social durante al menos 360 días dentro de los seis años anteriores a la situación de desempleo o al momento en que cesó la obligatoriedad de cotizar.

  • No haber cumplido la edad ordinaria de jubilación, fijada en este 2022 en 66 años y dos meses (o 65 años, en el caso de que se haya cotizado durante al menos 37 años y seis meses). 

  • No realizar una actividad o trabajo por cuenta ajena a tiempo completo, salvo que sea posible la compatibilidad si lo establece un programa de fomento de empleo.

  • No cobrar una pensión de la Seguridad Social incompatible con este subsidio.

El paro tiene una duración que oscila entre los cuatro meses y los dos años, dependiendo de las cotizaciones por desempleo que se hayan realizado durante los seis años previos a la solicitud.

La cuantía de la prestación de desempleo se fija en función de la media de las bases de cotización por contingencias profesionales a la Seguridad Social por las que el trabajador haya cotizado en los 180 días previos a la situación, quedando excluidas de la operación las horas extraordinarias que haya realizado.

Los topes mínimos y máximos de la prestación de desempleo varían en función de si el solicitante tiene hijos a cargo y son los siguientes:

  • Cuantía mínima del paro para una persona sin hijos: 540,41 euros mensuales. 

  • Cuantía mínima del paro para una persona con uno o más hijos a cargo: 722,80 euros mensuales.

  • Cuantía máxima del paro para una persona sin hijos: 1.182,16 euros mensuales.

  • Cuantía máxima del paro para una persona con un hijo a cargo: 1.351,04 euros mensuales.

  • Cuantía máxima del paro para una persona con dos o más hijos a cargo: 1.519,92 euros mensuales.

Los trabajadores que hayan trabajado durante menos de un año no podrán cobrar el paro, pero sí podrán acceder al subsidio legal por desempleo, una ayuda con una cuantía equivalente al 80% del IPREM que se ha creado para aquellos trabajadores que no tienen acceso a la prestación contributiva de desempleo.