1. Blog
  2. Información Financiera
  3. ¿Cuál es el plazo para devolver un recibo bancario?

¿Cuál es el plazo para devolver un recibo bancario?

A pesar de que no es muy habitual, los bancos pueden llegar a cargarnos un recibo incorrecto por error. En este artículo, te contamos cuáles son los palzos en los que puedes devolver esta factura.

¿Cuál es el plazo para devolver un recibo bancario?

4/3/2022

¿Cuál es el plazo para devolver un recibo bancario? El seguro del coche, la hipoteca, los gastos de la vivienda, internet: actualmente, son muchos los recibos que decidimos domiciliar para ahorrar tiempo y llevar un mejor control de nuestra salud financiera. 

Esta modalidad de pago nos permite abonar todos nuestros gastos de forma muy ágil y cómoda, sin necesidad de acudir a una sucursal bancaria o de realizar manualmente una transferencia. Pero ¿qué ocurre si recibimos un recibo erróneo? Si la cantidad que nos han cobrado está mal, ¿podemos devolver el recibo? En este artículo, os contamos cómo proceder en estos casos y en qué plazos podemos devolver el recibo.

¿Qué es la domiciliación bancaria?

La domiciliación bancaria es una modalidad de pago por la que autorizamos a nuestra entidad financiera a que abone un importe fijo y periódico a un beneficiario. Este método de pago suele utilizarse para responder al pago de gastos recurrentes, como pueden ser las facturas del hogar, la hipoteca o el seguro del coche, aunque también puede emplearse para solucionar pagos puntuales. Además, también se usa para recibir pagos periódicos, como puede ser el ingreso de una nómina o pensión.  

Las domiciliaciones bancarias deben realizarse siempre en una cuenta nómina. Este proceso está libre de impuestos y, por norma general, de comisiones, y nos permite efectuar nuestros pagos de forma mucho más sencilla.

Así, al autorizar a nuestra entidad bancaria a que efectúe cargos automáticos para abonar nuestros recibos, podemos ahorrar mucho tiempo y reducir posibles problemas de morosidad, ya que no será necesario que vayamos a las oficinas bancarias ni que realicemos nosotros mismos la transferencia

Además, al domiciliar nuestros recibos, podemos aumentar nuestra vinculación con nuestro banco, lo que puede darnos acceso a otras ventajas, como pueden ser descuentos, tarjetas sin coste o la eliminación de los costes de mantenimiento y administración de la cuenta, entre otros. 

¿Puede devolver un recibo bancario? 

Aunque no suele ser habitual, hay ocasiones en las que, por error, se nos puede cargar un recibo erróneo en nuestra cuenta bancaria, ya sea por una cantidad incorrecta o porque se nos está abonando un servicio del que ya nos hemos dado de baja.  

En estos casos, los clientes tienen derecho a pedir la devolución de su recibo, pero dentro de unos plazos concretos y con un motivo justificado. 

¿Qué recibos se pueden devolver? 

Los clientes tienen derecho a exigir la devolución de cualquier factura, independientemente de si está domiciliado o no. La única excepción en estos casos son los recibos de los préstamos o comisiones, que solo podrán devolverse si el banco ha cometido un error.

A la hora de pedir la devolución de un recibo, los usuarios deben justificar su decisión. De lo contrario, corren el riesgo de que se les incluya en una lista de morosos, como la ASNEF, o de que se les corte el suministro.

¿Cuál es el plazo para devolver un recibo bancario? 

Los plazos de devolución de un recibo o factura bancaria varían en función de si hemos autorizado ese cargo. 

En caso de que se trate de un pago no autorizado, como puede ser el recibo de una compra que no hemos realizado o un servicio que no hemos disfrutado, dispondremos de un plazo de trece meses para presentar la devolución. Para ello, tendremos que acudir a nuestra oficina o sucursal bancaria y solicitar la rectificación. 

En caso de que sí hayamos autorizado el pago, en cambio, este plazo se reducirá a tan solo ocho semanas. En este caso, podremos pedir la rectificación tanto de manera presencial en nuestra oficina, como a través de la aplicación móvil o servicio online de nuestro banco o de una llamada telefónica. 

  • Cargos autorizados: ocho semanas. Podremos presentar la reclamación tanto presencial como telemáticamente. 

  • Cargos no autorizados: trece meses. Tendremos que presentar la reclamación de manera presencial en nuestra sucursal bancaria. 

Independientemente de si el cargo ha sido autorizado o no, a la hora de solicitar la devolución de un recibo tendremos que justificar nuestra decisión para no generar problemas de impagos. 

Una vez hayamos solicitado la devolución, pueden darse dos situaciones: que el cliente reciba el reembolso en su cuenta corriente en el plazo de diez días laborables, o que nos rechacen la reclamación, en cuyo caso podremos recurrir.

¿Qué consecuencias puede tener la devolución de una factura?

Devolver un recibo implica que no vamos a pagarlo. Por ello, siempre que solicitemos la devolución de una factura, debemos justificar nuestra decisión. De lo contrario, podremos enfrentarnos a graves consecuencias que pueden poner en riesgo nuestras finanzas personales. 

No justificar la devolución de un recibo bancario puede hacer que generemos una deuda bancaria. Cuando la devolución se realiza de forma habitual, corremos el riesgo de que se corte el suministro del servicio que no estamos abonando o de que nos presenten una demanda por impago.

Además, también podemos acabar incluidos en las listas de morosidad, como la ASNEF o el RAI, lo que empeorará nuestras opciones a la hora de conseguir productos financieros, como un préstamo

PREGUNTAS FRECUENTES Y RESPUESTAS

Respuestas a las preguntas más habituales sobre cuál es el plazo para devolver un recibo bancario

La domiciliación bancaria es una modalidad de pago por la que autorizamos a nuestra entidad financiera a que abone un importe fijo y periódico a un beneficiario. Este método de pago suele utilizarse para responder al pago de gastos recurrentes, como pueden ser las facturas del hogar o la hipoteca.

Al domiciliar nuestros recibos bancarios, podemos ahorrar mucho tiempo y reducir posibles problemas de morosidad, ya que no será necesario que vayamos a las oficinas bancarias ni que realicemos nosotros mismos la transferencia. 

Además, podemos aumentar nuestra vinculación con nuestro banco, lo que puede darnos acceso a otras ventajas.

Sí. Los clientes tienen derecho a pedir la devolución de su recibo, pero dentro de unos plazos concretos y con un motivo justificado. 

Los clientes tienen derecho a exigir la devolución de cualquier factura, independientemente de si está domiciliado o no. La única excepción en estos casos son los recibos de los préstamos o comisiones, que solo podrán devolverse si el banco ha cometido un error.

Los plazos de devolución de un recibo o factura bancaria varían en función de si hemos autorizado ese cargo. 

Si es un cargo autorizado, dispondremos de tan solo ocho semanas para presentar la devolución. Si es un cargo no autorizado, el plazo aumenta hasta los trece meses.

Una vez hayamos solicitado la devolución, pueden darse dos situaciones: que el cliente reciba el reembolso en su cuenta corriente en el plazo de diez días laborables, o que nos rechacen la reclamación, en cuyo caso podremos recurrir.

Si devolvemos un recibo bancario si un motivo justificado, podemos enfrentarnos a graves consecuencias que pueden poner en riesgo nuestras finanzas personales. 

No justificar la devolución de un recibo bancario puede hacer que generemos una deuda bancaria. Cuando la devolución se realiza de forma habitual, corremos el riesgo de que se corte el suministro del servicio que no estamos abonando o de que nos presenten una demanda por impago.

Además, también podemos acabar incluidos en las listas de morosidad.