1. Blog
  2. Información Financiera
  3. ¿Cuáles son los impuestos de la gasolina y el diésel?

¿Cuáles son los impuestos de la gasolina y el diésel?

Los impuestos representan alrededor de un 40% del precio de la gasolina y el diésel. En este artículo, te contamos cuáles son.

¿Cuáles son los impuestos de la gasolina y el diésel?

22/4/2022

¿Alguna vez te has preguntado cuáles son los impuestos de la gasolina y el diésel? El estallido de la guerra de Ucrania ha disparado el precio de la gasolina y el diésel en España.

A pesar de que los combustibles ya habían experimentado una tendencia ascendente a lo largo de 2021, como consecuencia del incremento de la demanda que trajo consigo el final del confinamiento, el inicio del conflicto y las sanciones impuestas a Rusia por la invasión han agravado esta escalada hasta llevar a los carburantes a unas tarifas nunca vistas.

Desde que comenzó el conflicto, el precio medio del diésel y la gasolina se ha acercado a los dos euros por litro. En concreto, hoy en día el precio medio de la gasolina ronda los 1,84 euros por litro, mientras que el del diésel se sitúa alrededor de los 1,87 euros por litro.

Estas cifras superan con creces las alcanzadas el pasado mes de enero, cuando ambos combustibles batieron el máximo histórico de 2012 que había permanecido vigente en los últimos nueve años. 

Con respecto a esta fecha, la gasolina, que entonces alcanzó un precio medio de 1,52 euros por litro, se ha encarecido un 19,6%, mientras que el diésel, que entonces llegó a pagarse por 1,44 euros por litro, ha escalado un 27,6%.

Como consecuencia, actualmente se calcula que llenar un depósito medio de gasolina de 55 litros cuesta 99,99 euros, mientras que llenar un depósito de diésel de 55 litros tiene un coste aproximado de 101,03 euros.

Para paliar esta histórica subida, el Gobierno ha puesto en marcha una rebaja de 20 céntimos por litros a los carburantes con la que se espera trabajar la presión sobre los consumidores. 

La medida, sin embargo, no ha servido para acallar las voces críticas, que reclaman una rebaja de los impuestos por considerar que aumentan el precio de manera excesiva. De hecho, el Partido Popular, el principal grupo de la oposición, dejó caer en sus redes sociales una imagen en la que reclamaba menos impuestos para los carburantes, argumentando que estos tributos representan más de la mitad del precio que se paga por el combustible. 

Pero ¿cómo funcionan exactamente los impuestos de los combustibles? ¿Cuáles son los que se aplican? En este artículo, te contamos cuáles son los impuestos de la gasolina y el diésel y cómo te afectará la rebaja de 20 céntimos aprobada por el Gobierno. 

¿Cuáles son los impuestos de la gasolina?

En España, el precio de la gasolina se calcula sumando cuatro variables: el coste de materia prima, los costes de distribución y márgenes, el Impuesto Especial sobre Hidrocarburos (IEH) y el Impuesto del Valor Añadido (IVA).  

Esto supone que dos de los cuatro componentes que conforman el precio de la gasolina son impuestos, por lo que su impacto será relevante para calcular la factura. De hecho, según los últimos cálculos de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), actualmente un 44% del precio de la gasolina son impuestos. 

La cifra, si bien puede resultar alta a primera vista, es en realidad una de las más bajas de toda Europa. En la Unión Europea, la fiscalización que se aplica sobre la gasolina supone, de media, un 52% del precio del combustible. 

En países como Holanda, Italia y Grecia, por ejemplo, los impuestos son más del 55% del precio, mientras que en nuestros países vecinos, Francia y Portugal, representan aproximadamente el 53,3% y el 52,5%, respectivamente. Polonia, Rumania y Bulgaria, en cambio, tienen la tasa más baja, que se sitúa por debajo del 44%

Pero ¿cómo se aplican los impuestos en España? ¿Qué efecto tienen sobre el precio de la gasolina? Como decíamos, para calcular el precio de este carburante se utilizan cuatro componentes. Veámoslo uno a uno:

    Costes de materia prima: representan, básicamente, a la cotización internacional de la gasolina en los mercados al por mayor de referencia, que en el caso español son el Mediterráneo y Norte de Europa. El tipo de cambio del dólar, en el que se mueve la cotización internacional, al euro también tiene un papel significativo en su coste. Actualmente, estos costes suponen un 42% del precio de la gasolina. 

    Costes de distribución y márgenes: representan los costes de la estación de servicio, del transporte del carburante a la estación de servicio y de las reservas estratégicas, así como el coste adicional del biocarburante y el coste de la contribución al Fondo Nacional de Eficiencia Energética. Actualmente, representan un 14% del precio de la gasolina. 

    Impuesto Especial de Hidrocarburos: se trata de un tributo fijo que se aplica a cada litro de carburante. Este impuesto, que está regulado en la ley de impuestos especiales de 1992 y por las modificaciones introducidas en la ley 6/2018, está compuesto por dos tramos: uno estatal y uno autonómico. Su valor total es de 0,473 euros por cada litro de gasolina. Actualmente, representa un 33% del precio de este carburante, por lo que, tras los costes de materia prima, son el valor más importante para calcular su importe.

    Impuesto de Valor Añadido: al igual que con el resto de productos, por la gasolina también hay que pagar el IVA. En este caso, el tipo que le corresponde es el máximo, de un 21%. Actualmente, por cada litro de gasolina se deben pagar 0,310 euros. 

¿Cuáles son los impuestos del diésel?

En el caso del diésel, los impuestos que se aplican para calcular su precio son los mismos que la gasolina, aunque con porcentajes distintos. Es decir: para calcular cuánto se debe pagar por este carburante en las gasolineras, también se deben sumar los costes de materia prima, los costes de distribución y márgenes, el Impuesto Especial de Hidrocarburos y el Impuesto de Valor Añadido.

Actualmente, estos cuatro componentes se reparten de la siguiente forma en el precio del diésel:

  • Costes de materia prima: representan un 50% del precio total del diésel.

  • Costes de distribución y márgenes: representan un 11% del precio total del diésel.

  • Impuesto Especial de Hidrocarburos: representa un 18% del precio total del diésel

  • Impuesto de Valor Añadido: al igual que en la gasolina, representa un 21% del precio total del diesel. 

Los costes de materia prima del diésel son más altos que los de la gasolina, pero su precio suele ser más barato gracias a su fiscalidad. En este caso, los impuestos representan un 39% del precio del diésel, cinco puntos porcentuales menos que lo que suponen para la gasolina, lo que abarata el precio para los usuarios

Esta tendencia, sin embargo, se ha visto alterada por el impacto que la guerra de Ucrania ha tenido en los precios del carburante, y desde hace unas semanas es habitual pagar más por el diésel que por la gasolina.

En concreto, el precio medio de este combustible superó al de la gasolina el pasado 31 de marzo, tras experimentar una subida semanal del 2,2% y alcanzar un importe medio de 1,837 euros por litro. A fecha de hoy, este cambio de tendencia se mantiene. 

¿Cómo es la rebaja de 20 céntimos al combustible aprobada por el Gobierno?

La escalada que han experimentado los precios del diésel y la gasolina desde el estallido de la guerra de Ucrania ha llevado a que el Gobierno haya aprobado una rebaja de 20 céntimos por litro en el precio de la gasolina. 

La medida, que se aprobó después de que el Ejecutivo llegase a un acuerdo con el Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) el pasado 25 de marzo, busca amortiguar el impacto que la subida del combustible ha tenido en los conductores y desde el pasado 1 de abril ya se aplica en todas las gasolineras del país. 

Para la aplicación de este descuento, el Ejecutivo ha asumido 15 céntimos por litro del precio final de la factura del combustible. O lo que es lo mismo: se hará cargo de un 75% de la rebaja. Los cinco céntimos restantes, en cambio, los han asumido las estaciones de servicio, que hacen frente a un 25% de la rebaja. 

La bonificación se aplica de forma directa, por lo que los conductores no tienen que solicitarla: solo necesitan rellenar el depósito para, en el ticket final, ver reflejado el descuento.

La rebaja estará vigente hasta el próximo 30 de junio y puede sumarse a otros descuentos que apliquen las compañías. 

PREGUNTAS FRECUENTES Y RESPUESTAS

Respuestas a las preguntas más habituales sobre cuáles son los impuestos de la gasolina y el diésel

Los precios de la gasolina y el diésel se calculan sumando cuatro componentes: el coste de materia prima, los costes de distribución y márgenes, el Impuesto Especial sobre Hidrocarburos (IEH) y el Impuesto del Valor Añadido (IVA).  

Los costes de materia prima representan la cotización internacional de la gasolina y el diésel en los mercados al por mayor de referencia, que en el caso español son el Mediterráneo y Norte de Europa, así como el tipo de cambio del dólar al euro.

Los costes de distribución y márgenes son los costes de la estación de servicio, del transporte del carburante a la estación de servicio y de las reservas estratégicas, así como el coste adicional del biocarburante y el coste de la contribución al Fondo Nacional de Eficiencia Energética.

El Impuesto Especial de Hidrocarburos es un tributo fijo que se aplica a cada litro de gasolina o diesel. Su valor total es de 0,473 euros por cada litro de gasolina y de 0,379 euros por cada litro de diésel.

El IVA que se aplica a la gasolina y el diesel es del 21%.

Actualmente, los impuestos suponen un 44% del precio total de la gasolina.

Actualmente, los impuestos suponen el 39% del precio total del diésel.

Los precios de la gasolina y el diésel, que ya habían experimentando una tendencia ascendente a lo largo de 2021, se han visto afectados por el estallido de la guerra de Ucrania y las sanciones impuestas a Rusia por la invasión.

El diésel suele ser más barato que la gasolina porque los impuestos que se le aplican son más reducidos.

El Gobierno ha aprobado un descuento de 20 céntimos por litro de gasolina, o diesel, para reducir el impacto de la escalada de los precios del combustible en los consumidores.

En el descuento de 20 céntimos por litro de gasolina aprobado por el Gobierno, el Ejecutivo ha asumido 15 céntimos por litro del precio final de la factura del combustible, mientras que las estaciones de servicio han asumido los cinco céntimos restantes.

La rebaja de 20 céntimos por litro de combustible del Gobierno entró en vigor el 1 de abril y permanecerá vigente hasta el 30 de junio.