1. Blog
  2. Información Financiera
  3. ¿Cuánto tardan en llegar las transferencias bancarias?

¿Cuánto tardan en llegar las transferencias bancarias?

Las transferencias bancarias son una de las operaciones financieras que más utilizamos en nuestro día a día. En este artículo, te contamos qué tipos hay y cuánto tardan en llegar.

¿Cuánto tardan en llegar las transferencias bancarias?

4/1/2023

Las transferencias bancarias son una de las operaciones financieras que más utilizamos en nuestro día a día. A pesar de que actualmente es posible enviar y recibir dinero a través de otros servicios y plataformas, como Bizum o Paypal, las transferencias siguen ocupando un lugar destacado en nuestro universo bancario, y son muchos los que siguen recurriendo a ellas para solucionar sus obligaciones financieras.

Gracias a los avances tecnológicos e informáticos de los últimos años, actualmente es posible realizar estas operaciones de manera online. Si anteriormente era necesario acudir a un cajero u oficina bancaria para llevar a cabo estas transferencias, ahora se pueden realizar fácilmente desde las aplicaciones móviles de las entidades financieras

Pero ¿cuánto tarda exactamente una transferencia bancaria? ¿Cuánto hay que esperar para recibir el dinero? En este artículo, os contamos cuáles son los tipos de transferencias que existen y cuánto tardan en llegar.

Las transferencias bancarias: qué son y qué tipos existen

Las transferencias bancarias son, básicamente, un procedimiento por el cual un usuario ordena a su banco que realice un cargo en su cuenta corriente para enviar dinero a la cuenta de otra persona, ya sea de su banco o de otra entidad financiera.

Estas operaciones pueden ejecutarse tanto a nivel nacional como a nivel internacional, ya sea dentro de la Zona Única de Pagos en Euros (SEPA) o fuera de ella. En base a su ámbito geográfico, podemos distinguir entre los siguientes tipos de transferencias:

  • Transferencias nacionales: son las que se realizan dentro del territorio español, ya sea a un cliente de nuestra misma entidad o a un usuario de otro banco. Generalmente, no tienen comisiones, aunque algunos bancos pueden aplicarlas. 

  • Transferencias internacionales dentro de la SEPA: son las que se realizan entre distintos países de la Zona Única de Pagos en Euros, es decir, entre los países miembros de la Unión Europea y Islandia, Liechtenstein, Noruega, Mónaco, San Marino, Suiza, Andorra, Reino unido y Ciudad del Vaticano Estado. Por norma general, no suelen aplicar comisiones, aunque algunos bancos que las aplican a nivel nacional también pueden aplicarlas en estos casos. Estos costes, además, suelen repartirse entre el ordenante y el beneficiario. 

  • Transferencias internacionales fuera de la SEPA: son las que se realizan entre dos países distintos, cuando al menos uno de ellos no pertenece a la SEPA. Por ejemplo, una transferencia entre España y Canadá. Suelen aplicar comisiones, que en algunos casos pueden ser bastante elevadas.

Las transferencias pueden realizarse tanto de manera puntual como de manera periódica. En caso de las transferencias puntuales, estas se producirán en el momento en el que el usuario ejecute la orden de pago, mientras que las transferencias periódicas pueden programarse para que se ejecuten de manera automática con la frecuencia que el usuario elija, manteniendo tanto el importe enviado como el destinatario. 

Además, dependiendo del plazo de ejecución de la operación, podemos diferenciar entre tres tipos de transferencias: las ordinarias, que tiene un plazo de entre uno y cinco días hábiles, las inmediatas, que llegan en cuestión de segundos, y las urgentes, también conocidas como transferencias Target u OMF, que se completan en el mismo día y se realizan a través del Banco de España.

  • Transferencias ordinarias: son las transferencias más utilizadas. Tienen un plazo de entre uno y cinco días hábiles, dependiendo de a dónde se quiera enviar el dinero. 

  • Transferencias inmediatas: son transferencias muy rápidas que se completan en tan solo unos segundos. Suelen tener un coste adicional.

  • Transferencias urgentes: se conocen también como transferencias OMF o Target. Son operaciones que se realizan a través del Banco de España y que se completan en el mismo día en el que se ordenan. Tienen costes adicionales. 

¿Cómo se realiza una transferencia bancaria?

Hasta hace unos años, para realizar una transferencia bancaria era necesario que los usuarios se desplazaran a un cajero u oficina bancaria o que se pusieran en contacto por teléfono con su banco.

Sin embargo, actualmente también es posible realizar estas operaciones de manera online a través de la página web o las aplicaciones móviles de las entidades financieras.

A la hora de realizar una transferencia, independientemente del método que se siga, los usuarios deben aportar los siguientes datos:

  • El nombre y apellidos del beneficiario.

  • El número de cuenta a la que se va a transferir el dinero. Si la transferencia se va a realizar a nivel internacional, será necesario aportar el IBAN, el código SWIFT o el BIC.

  • El importe que se va a transferir.

  • El concepto o motivo de la transferencia. 

Si la transferencia se va a realizar de manera presencial en una sucursal bancaria, los usuarios deberán ponerse en contacto con un gestor dentro de la oficina e informarle de la operación que quieren realizar. 

El gestor, en estos casos, les entregará un formulario que deberán completar con toda la información de la transferencia, y los usuarios, además, deberán mostrar su DNI y firmar un justificante conforme ha realizado la operación. En estos casos, la transferencia puede realizarse ingresando el dinero en efectivo en la cuenta del usuario o solicitando que se envíen los fondos desde nuestra cuenta.

Si la transferencia se va a realizar de forma presencial pero en un cajero automático, los usuarios deberán insertar su tarjeta bancaria y acceder al apartado “transferencias”. 

Después, tendrán que introducir sus datos y seguir las indicaciones del cajero, indicar el importe que se quiere enviar y el número de cuenta del destinatario y confirmar la operación. 

Por el contrario, si la transferencia se va a realizar de manera online, los usuarios deberán entrar en su banca online, ya sea a través de la página web o de la aplicación móvil de su entidad, y seleccionar la opción “transferencias”. 

Tras esto, deberán introducir los datos del destinatario, es decir, su número de cuenta y su nombre y apellidos, seleccionar el importe que quieren enviar y confirmar la operación. 

Finalmente, si la transferencia va a realizarse vía telefónica, es decir, poniéndose en contacto con su entidad bancaria por teléfono, los usuarios deberán identificarse y aportar todos los datos de la operación y del destinatario por teléfono para que el gestor pueda llevar a cabo la transferencia. 

A la hora de decantarse por un método para realizar transferencias, debemos tener en cuenta que si decidimos hacerla por teléfono o en una sucursal bancaria un gestor llevará a cabo por nosotros todo el proceso.

En cambio, si la hacemos a través de un cajero o del servicio de banca online, seremos nosotros quienes tengamos que completar todo el proceso, por lo que tendremos que ser muy cuidadosos para evitar hacer transferencias erróneas

¿Cuánto tarda una transferencia bancaria?

El tiempo que tarda una transferencia en completarse varía en función del tipo de operación que vaya a realizarse. Es decir: en función de si la transferencia es ordinaria, urgente o inmediata, si se realiza a nivel internacional o nacional o si se efectúa entre dos cuentas pertenecientes a una misma entidad. 

Por norma general, las transferencias suelen tardar entre uno y cinco días hábiles en completarse, con excepción de las transferencias urgentes o inmediatas, que se efectúan en el mismo día en el que se ordena la operación. No obstante, si atendemos al ámbito geográfico y los plazos de ejecución, podemos establecer los siguientes tiempos:

  • Transferencias ordinarias a nivel nacional: un día hábil.

  • Transferencias ordinarias dentro de la zona SEPA: un día hábil.

  • Transferencias inmediatas a nivel nacional: se realizan al instante.

  • Transferencias inmediatas dentro de la zona SEPA: se realizan al instante.

  • Transferencias urgentes a través del Banco de España: se completan en el mismo día en el que se ordena la operación, siempre y cuando la transferencia se realice antes de la hora de corte, establecida en las 16:00 horas de la tarde. En caso contrario, la transferencia podría demorarse hasta primera hora del día siguiente.

  • Transferencias internacionales fuera de la zona SEPA: tardan entre dos y cinco días hábiles. 

En el caso de las transferencias que se realicen entre dos cuentas de una misma entidad, por su parte, la operación se realizará de manera inmediata, mientras que si se realiza entre dos cuentas de entidades distintas, los plazos podrán extenderse hasta los cinco días hábiles, dependiendo del tipo de operación que se vaya a ejecutar. 

A la hora de realizar este tipo de operaciones bancarias, es importante, además, que tengamos en cuenta la hora de corte de los bancos, una franja horaria en la que las entidades aceptan las solicitudes y las ejecutan. Esta hora de corte, por norma general, suele situarse entre las 11:00 horas y las 14:00 horas, aunque dependiendo de la entidad el plazo puede alargarse. 

Si un usuario realiza su transferencia antes de la hora de corte marcada, esta se gestionará en ese día hábil, mientras que si la realiza una vez pasada este tiempo, la operación no se gestionará hasta el día siguiente.

Así, por ejemplo, si la hora de corte de un banco es a las 14:00 y un usuario efectúa su transferencia a las 13:30 horas, el destinatario recibirá el importe de la transferencia al día siguiente. Por el contrario, si la transferencia se efectúa a las 15:00 horas, habrá que esperar dos días hábiles para recibir el dinero. 

De igual manera, también es importante tener en cuenta que los festivos y fines de semana no se consideran días hábiles, por lo que, si realizamos nuestra transferencia en alguna de estas fechas, estas no se procesarán hasta el siguiente día hábil, siendo las transferencias inmediatas la única excepción a la norma.