1. Blog
  2. Información Financiera
  3. ¿Qué es el modelo 600 de préstamo entre particulares?

¿Qué es el modelo 600 de préstamo entre particulares?

Los préstamos entre particulares son una de las alternativas más populares a los créditos bancarios. Para obtener estos productos, sin embargo, no basta con hacer una transferencia, sino que se deben cumplir una serie de trámites y declarar el crédito a Hacienda. En este artículo, os vamos a dar las claves sobre el Modelo 600 de préstamo entre particulares, un formulario que ha de presentarse a la Agencia Tributaria siempre que obtengamos financiación de un amigo, familiar o conocido.

¿Qué es el modelo 600 de préstamo entre particulares?

2/2/2022

¿Conoces el modelo 600 de préstamo entre particulares? A la hora de buscar financiación, una de las alternativas más beneficiosas frente a los créditos bancarios y de empresas son los préstamos entre particulares.

Este método de financiación permite que una persona física preste dinero a otra y, generalmente, suele darse entre amigos o familiares para ahorrarse el pago de las comisiones e intereses que suelen aplicar las instituciones financieras por prestar dinero. 

Si bien no están avalados por el Banco de España, los préstamos entre particulares son completamente legales y, al igual que los créditos bancarios, están regulados por la Ley 16/2011, del 24 de junio, de contratos de crédito al consumo. 

Además, están sujetos al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, por lo que los usuarios deberán informar de ellos a Hacienda. No obstante, cuentan con la ventaja de estar exentos de tributación, por lo que solo tendrán que liquidar el impuesto, sin pagar ninguna cantidad monetaria.

Para liquidar el impuesto de estos préstamos, se debe utilizar el modelo 600 de préstamo entre particulares, un formulario de la Agencia Tributaria que sirve para liquidar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD). En este artículo, os vamos a dar las claves sobre este documento.

¿Qué es un préstamo entre particulares?

Los préstamos entre particulares son todos aquellos créditos que conceden las personas físicas sin intervención de ninguna institución financiera. Básicamente, se trata de una alternativa a los créditos bancarios que permite que un particular preste dinero a otro para, generalmente, ahorrarle el pago de los intereses y comisiones u ofrecerle un plazo de devolución más amplio. 

Estos préstamos se suelen dar entre amigos y familiares y están regulados por la  Ley 16/2011, del 24 de junio, de contratos de crédito al consumo, aunque no avalados por el Banco de España. Además, están sujetos al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, por lo que se deberá informar de ellos a Hacienda.

¿Cómo se pide un préstamo entre particulares? Detalles a tener en cuenta antes de pedirle dinero a un amigo o familiar

Contratar un préstamo entre particulares conlleva una serie de obligaciones que debemos cumplir para ahorrarnos posibles problemas. A pesar de lo que pueda parecer, con estos productos no basta con hacerle una transferencia bancaria a nuestro amigo o familiar, sino que se deben cumplir una serie de trámites para asegurar que el dinero se devolverá y la operación es completamente legal.

Antes de prestarle dinero a un amigo o familiar, debemos establecer con exactitud los límites y condiciones bajo los que se realiza este préstamo. Es decir: el importe que se presta, el plazo en el que se debe devolver y, en caso de que los haya, las comisiones, intereses y gastos que se apliquen. 

Al igual que ocurre con los créditos bancarios, la persona que reciba el dinero debe asegurarse de que dispondrá de los fondos suficientes como para devolver el dinero prestado. Además, tendrá que declararlo a Hacienda para que no se considere una donación encubierta. 

  • Marcar los límites y condiciones del préstamo: es decir, el importe, plazo de amortización y comisiones, intereses y gastos que se apliquen, cuando corresponda.

  • Asegurarse de que se tiene la solvencia necesaria para devolver el dinero prestado

  • Declarar el préstamo a Hacienda

A pesar de que la formalización de este tipo de productos suele ser más flexible que la de los préstamos bancarios, a la hora de contratarlos sigue siendo necesario cumplir con ciertos trámites. Así, si bien no suele ser necesario presentar documentación, sí es preciso que se redacte un contrato por escrito en el que aparezcan todos los detalles relacionados con el préstamo. 

Una vez hecha, se procederá a hacer la transferencia bancaria, tras lo que se deberá declarar el préstamo en un plazo máximo de un mes para evitar que Hacienda pueda considerarlo una donación encubierta.

Además, al declararlo se podrá reclamar judicial o extrajudicialmente las cantidades adeudadas, en caso de que no se cumpla con el contrato de préstamo, y explicar los movimientos bancarios ante cualquier requerimiento informativo de una Administración Pública o un Juzgado.

  • Redacción del contrato: en él, deberán aparecer todos los sujetos de la operación (el acreedor, el prestatario y las posibles garantías a título personal), el importe que se presta, el plazo de amortización y los intereses y comisiones que se apliquen, cuando correspondan. 

  • El acreedor realiza la transferencia bancaria al prestatario a la cuenta bancaria que le indique.  

  • El préstamo debe declararse en un plazo máximo de un mes a Hacienda para impedir que puedan considerarlo como una donación encubierta y evitar posibles problemas de devolución. 

¿Qué es el modelo 600 de préstamo entre particulares?

Los préstamos entre particulares están sujetos al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, aunque exentos de tributación. ¿Qué significa esto? Muy sencillo: que hay que informar a Hacienda del crédito y liquidar el impuesto, pero no pagar ninguna cantidad monetaria. 

La liquidación de un préstamo entre particulares debe hacerla el prestatario, es decir, quien recibe el dinero. Para ello, deberá presentar el impreso de autoliquidación a través del modelo 600, un formulario de la Agencia Tributaria que sirve para liquidar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y el de Actos Jurídicos Documentados (IAJD) y que sirve para autoliquidar tres operaciones

  • Las transmisiones patrimoniales onerosas, en la que se incluyen tanto los préstamos entre particulares como el alquiler o compraventa de una vivienda.

  • Las operaciones societarias, que recogen todas las operaciones relacionadas con la financiación de las empresas y que, entre otros, incluyen la ampliación o reducción de capital o la constitución de una sociedad. 

  • Los actos jurídicos documentados, es decir, aquellos en los se grava la formalización y se registran en los documentos notariales, mercantiles y administrativos.

El modelo 600 puede descargarse en este enlace. Los prestatarios dispondrán de un plazo máximo de un mes para presentar este documento, con el que evitarán que la Agencia Tributaria crea que se ha producido una donación encubierta. De no presentarlo dentro de los plazos establecidos, además, se les podrá aplicar una sanción. 

El documento del modelo 600 puede presentarse tanto de forma online como de forma presencial en las oficinas liquidadoras de Hacienda. En el caso de los préstamos entre particulares, deberá entregarse junto al contrato original del préstamo, una copia simple y, siempre que corresponda, con un documento que recoja el cumplimiento de los requisitos para beneficiarse de algún tipo de beneficio fiscal. 

A la hora de presentarlo, se deberá marcar la casilla “exento”. Además, si el prestador va a cobrar intereses o comisiones por el préstamo, también deberá declarar todas estas ganancias en su declaración de la Renta.

¿Cómo completar el modelo 600?

El rendimiento y la gestión del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados se encuentra cedido a cada Comunidad Autónoma, que actuará sobre todas las operaciones de este ámbito realizadas en su territorio.

Como consecuencia, tanto los documentos exigidos para su liquidación como el formulario del Modelo 600 pueden variar dependiendo de la parte del país en la que nos encontremos. 

Aun así, la información que hay que cumplimentar en este formulario suele ser:

  • La información sobre la delegación en la que se va a presentar el documento, el concepto por el que se tramita el documento, la fecha en la que se llevó a cabo el devengo de la operación y la fecha de presentación del documento. 

  • Los datos sobre el sujeto pasivo (el prestatario) y el transmitente (el acreedor). En ambos casos, hay que aportar tanto los datos identificativos, como el lugar de residencia y un teléfono de contacto. 

  • Los datos del documento, donde deberá señalarse si se trata de un documento administrativo, judicial, mercantil, notarial o privado. Dependiendo del tipo de documento, también se deberán incluir los datos del notario, la autoridad judicial o administrativa y el municipio en el que se formalizó el documento. 

  • Los datos de la operación, en la que se deberá incluir toda la información sobre la transmisión. 

  • Autoliquidación del impuesto, donde se deben incluir los datos de la operación y el importe del impuesto. Se trata de la parte más importante del documento. En el caso de los préstamos entre particulares, en este apartado se deberá marcar la casilla “exento”.

  • Base imponible del ITP/AJD, donde se incluirán las deducciones y tipos impositivos a la base imponible, que variarán dependiendo de la operación realizada y la Comunidad Autónoma en la que nos encontremos.

  • Cálculo del impuesto a pagar, que se realizará restando al tipo de gravamen las bonificaciones y deducciones correspondientes. En el caso de los préstamos entre particulares, no habrá que pagar ningún importe

Completados estos pasos, se podrá firmar el documento

PREGUNTAS FRECUENTES Y RESPUESTAS

Respuestas a las preguntas más habituales sobre el modelo 600 de préstamo entre particulares

Los préstamos entre particulares son todos aquellos créditos que conceden las personas físicas sin intervención de ninguna institución financiera.

Básicamente, se trata de una alternativa a los créditos bancarios que permite que un particular preste dinero a otro para, generalmente, ahorrarle el pago de los intereses y comisiones u ofrecerle un plazo de devolución más amplio.

Antes de que un particular preste dinero a otro, se deben establecer con exactitud los límites y condiciones bajo los que se realiza este préstamo. Además, hay que asegurarse de que el prestatario dispone de la solvencia necesaria para devolver el dinero.

A la hora de formalizar un préstamo entre particulares, se deben seguir los siguientes pasos:

  • Redactar el contrato, en el que deberán aparecer todos los sujetos de la operación (la entidad, el prestatario y las posibles garantías a título personal), el importe que se presta, el plazo de amortización y los intereses y comisiones que se apliquen, cuando correspondan. 

  • Una vez se haya redactado, el acreedor realizará la transferencia bancaria al prestatario a la cuenta bancaria que le indique.  

  • Tras esto, el préstamo deberá declararse en un plazo máximo de un mes a Hacienda para impedir que puedan considerarlo como una donación encubierta y evitar posibles problemas de devolución. 

A la hora de declarar un préstamo entre particulares, se debe presentar el Modelo 600 junto al contrato original del préstamo, una copia simple y, siempre que corresponda, con un documento que recoja el cumplimiento de los requisitos para beneficiarse de algún tipo de beneficio fiscal. 

El modelo 600 es un formulario de la Agencia Tributaria que sirve para liquidar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y el de Actos Jurídicos Documentados (IAJD) y que sirve para autoliquidar tres operaciones: 

  • Las transmisiones patrimoniales onerosas.

  • Las operaciones societarias.

  • Los actos jurídicos documentados.

El modelo 600 debe presentarlo el prestatario, es decir, la persona que recibe el dinero en un plazo máximo de un mes, a contar a partir de la formalización del crédito.

A la hora de completar el modelo 600, se debe aportar la siguiente información:

  • Información sobre la delegación en la que se va a presentar el documento, el concepto por el que se tramita el documento, la fecha en la que se llevó a cabo el devengo de la operación y la fecha de presentación del documento. 

  • Los datos sobre el sujeto pasivo (el prestatario) y el transmitente (el acreedor).

  • Los datos del documento.

  • Los datos de la operación.

  • La autoliquidación del impuesto.

  • La base imponible del ITP/AJD.

  • El cálculo del impuesto a pagar.

El modelo 600 de préstamo entre particulares puede descargarse en este enlace.

¿QUÉ MÁS PODEMOS OFRECERTE?

Nuestros servicios para un mejor bienestar económico