1. Blog
  2. Información Financiera
  3. ¿Qué es el SWIFT, la plataforma de la que ha sido parcialmente expulsada Rusia?

¿Qué es el SWIFT, la plataforma de la que ha sido parcialmente expulsada Rusia?

Tras la invasión de Rusia a Ucranía, la Unión Europea, Estados Unidos y Reino Unido han aplicado una dura batería de sanciones a Moscú, entre las que se encuentra la expulsión de una serie de bancos rusos del sistema Swift. En este artículo, te contamos qué es esta plataforma y qué efectos tendrá la desconexión parcial de Rusia.

¿Qué es el SWIFT, la plataforma de la que ha sido parcialmente expulsada Rusia?

28/2/2022

¿Qué es el sistema SWIFT? La invasión de Vladímir Putin, el presidente de Rusia, a Ucrania ha llevado a la Unión Europea, Reino Unido y Estados Unidos a imponer un duro paquete de sanciones a Moscú para tratar de frenar la ofensiva rusa

Esta batería de sanciones, que se han endurecido conforme ha escalado el ataque ruso y que afectan tanto a la economía como al entramado político de Putin, incluye la expulsión de algunos bancos rusos del sistema SWIFT, la principal plataforma de pagos internacional. 

Según el ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, la desconexión de Moscú del sistema SWIFT es el equivalente económico al arma nuclear. “Es el arma nuclear financiera”, declaró. En este artículo, te contamos qué es el sistema SWIFT.

¿Qué es el sistema SWIFT?

El SWIFT (acrónimo procedente de la denominación Society for World Interbank Financial Telecommunication, que en su traducción al español se denominaría sociedad para las comunicaciones interbancarias y financieras mundiales) es la principal plataforma de mensajería que utilizan los bancos para realizar pagos internacionales de manera rápida y segura.

Según recogen en su propia página web, esta plataforma, con sus productos y servicios, conecta a más de 11.000 organizaciones bancarias y de valores, infraestructuras de mercado y clientes corporativos en 204 países. Además, también reúne a la comunidad financiera a nivel local, regional e internacional para colaborar en la adaptación de las prácticas del mercado, la definición de las normas y el debate de los problemas de interés común. 

El sistema SWIFT se fundó en 1973 como una cooperativa compuesta por 239 bancos procedentes de 15 países distintos con un único objetivo: facilitar las transacciones financieras internacionales.

Radicada en Bélgica, con el paso de los años esta plataforma ha integrado a cada vez más países e instituciones, lo que le ha permitido convertirse en el principal mecanismo para financiar el comercio internacional. De hecho, solo en 2020 se realizaron en torno a 38 millones de transacciones diarias a través del sistema, lo que facilitó movimientos financieros valorados en varios billones de dólares. 

El SWIFT está supervisado por el Banco Central Europeo, el Banco Nacional de Bélgica y los bancos centrales del G10 (​​Bélgica, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Países Bajos, Reino Unido, Estados Unidos, Suecia y Suiza). Con una posición neutral en las disputas comerciales, actúa, básicamente, como un servicio operativo para todos sus miembros. 

¿Qué supone la expulsión de Rusia del sistema SWIFT?

A raíz de la invasión Rusia a Ucrania iniciada el pasado jueves 24 de febrero, la Unión Europea, Estados Unidos y Reino Unido han decidido expulsar parcialmente a Moscú del sistema SWIFT. 

Esta desconexión afecta a un conjunto de bancos y entidades financieras que no se han especificado en el comunicado oficial, y se produce tras varias negociaciones entre Estados Unidos y los países europeos, entre los que había dudas al respecto.

La expulsión de las entidades rusas de la plataforma SWIFT supondrá su desconexión del “sistema financiero internacional” y dañará “su capacidad para operar globalmente”, tal y como señaló un comunicado conjunto difundido por la Casa Blanca.

Esta sanción, que se complementará con otras medidas restrictivas que limitarán la capacidad del Banco Central de Rusia de usar sus reservas militares para mitigar el golpe, afectará de manera inmediata a los mercados financieros rusos y al rublo, la moneda oficial de Rusia, que se desplomará. 

Con ella, la Unión Europea y Estados Unidos buscan dañar la hucha de Moscú y disminuir su capacidad para financiar la invasión de Ucrania, donde ya han perdido la vida más de 350 civiles. 

A pesar de que en 2014 ya se valoró la posibilidad de cortar el acceso a determinados bancos rusos al sistema SWIFT, tras su anexión de Crimea, hasta el momento solo un país ha sufrido la desconexión total de la plataforma: Irán, que perdió el 30% de su comercio exterior y vio considerablemente reducidas sus exportaciones de petróleo. 

El impacto que la medida tendrá en el comercio exterior ruso se desconoce, aunque en 2014, cuando una sanción semejante se puso sobre la mesa, el entonces ministro de Finanzas ruso, Alexei Kudrin, pronosticó que supondría una caída del 5% del PIB del país

No obstante, y a pesar de que Rusia será la región más afecta, la expulsión de los bancos rusos del sistema SWIFT también tendrá efectos negativos en otros países, especialmente en aquellos que mantienen relaciones económicas significativas con Moscú, como Italia, Francia, Alemania u Holanda, ya que dificultaría que los acreedores recuperarse el dinero invertido en los negocios de la región.

Además, cabe la posibilidad de que el Kremlin reduzca el impacto de esta expulsión amparándose en el CIPS (China International Payment Service Corp), el sistema de pagos internacionales de China, en el mercado de las criptomonedas o en su propio sistema de pagos, el SPFS, aunque dentro de esta alternativa solo hay 400 entidades financieras.  

¿Qué es el código BIC o Swift?

Aunque pueda parecer que el Swift es una plataforma muy alejada del grueso de la población, la realidad es que el sistema juega un papel fundamental a la hora de realizar transacciones internacionales. 

De hecho, cada vez que queramos enviar dinero a alguien extranjero a través de nuestro banco será necesario que conozcamos el código SWIFT de nuestra entidad, también conocido como BIC (Código de Identificación Bancaria).

Este código está compuesto por una serie de caracteres alfanuméricos que sirven para identificar a la entidad y puede tener una longitud de ocho u once dígitos, que se estructuran de la siguiente forma:

  • Los cuatro primeros dígitos representan a la entidad bancaria.

  • Los dos siguientes caracteres corresponden al código del país, que en el caso de España es ES.

  • Tras esto, aparecen los dos caracteres que marcan la localidad de la cuenta bancaria.

  • Estos últimos dígitos no son obligatorios, sino opcionales, y corresponden al número de la sucursal bancaria. Aparecen cuando la sucursal de la cuenta no es la entidad principal de nuestra localidad.

Al expulsar a un banco del sistema SWIFT, se impide que sus usuarios puedan hacer operaciones internacionales. El propio banco, a su vez, quedará aislado, ya que no podrá realizar operaciones con los otros bancos que formen parte de la red.

Si la medida se aplicase a escala nacional, es decir, si todos los bancos del país quedasen excluidos de la plataforma, el sistema financiero de toda la región quedaría aislado y ya no podría realizar ningún tipo de operación con los países que formen parte del sistema, que notarían los efectos de la medida en función de los negocios que mantuvieran con el país bloqueado. 

¿QUÉ MÁS PODEMOS OFRECERTE?

Nuestros servicios para un mejor bienestar económico