1. Blog
  2. Información Financiera
  3. Campaña de la Renta 2021: ¿Qué rentas están exentas en la Declaración de la Renta?

Campaña de la Renta 2021: ¿Qué rentas están exentas en la Declaración de la Renta?

Existen una serie de rentas que, pese a ser imponibles, no necesitan tributarse en la Declaración de la Renta. Es decir: están exentas del pago de IRPF. En este artículo, te contamos cuáles son.

Campaña de la Renta 2021: ¿Qué rentas están exentas en la Declaración de la Renta?

16/3/2022

¿Qué rentas están exentas en la Declaración de la Renta? Los contribuyentes que hayan percibido unos ingresos superiores a 22.000 euros, o 14.000 en el caso de aquellos que tengan dos pagadores, están obligados a presentar su Declaración de la Renta para regular su situación fiscal con la Agencia Tributaria.

Este procedimiento, que sirve para calcular la liquidación del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), debe realizarse de manera anual y dentro de un periodo de tiempo concreto, que en este 2022 se extenderá desde el seis de abril hasta el treinta de junio. 

A la hora de presentar la Declaración, los contribuyentes deben incluir en el documento todas las rentas que hayan percibido a lo largo del año fiscal. O lo que es lo mismo: todos sus rendimientos de trabajo, capital, actividades económicas, ganancias y pérdidas patrimoniales e imputaciones de renta establecidas por ley. Sin embargo, hay una serie de rentas que, si bien deben incluirse dentro de la Declaración, están excluidas de pagar el IRPF. 

Ahora que la Campaña de la Renta de 2021 está ya a la vuelta de la esquina, en este artículo te contamos cuáles son las rentas exentas en la Declaración de la Renta. 

¿Qué rentas deben incluirse en la Declaración de la Renta?

La Declaración de la Renta es un trámite anual que deben cumplimentar todos los contribuyentes que hayan recibido unos ingresos superiores a 22.000 euros, o 14.000 en el caso de que tengan más de un pagador y el segundo aporte más de 1.500 euros.

Este procedimiento sirve para calcular la liquidación del IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas), un impuesto directo y progresivo que grava las rentas que se hayan obtenido a lo largo de todo el año fiscal. En él, deben incluirse todas las rentas percibidas en el ejercicio. Esto incluye:

  • Los rendimientos del trabajo.

  • El capital mobiliario e inmobiliario.

  • Los rendimientos derivados del ejercicio de actividades económicas. 

  • Las ganancias y pérdidas patrimoniales.

  • Las imputaciones de renta establecidas por la ley. 

A la hora de cumplimentar este documento, los contribuyentes dispondrán de un plazo concreto, que en este 2022 se extenderá desde el miércoles 6 de abril hasta el jueves 30 de junio. En función de nuestros ingresos y retenciones, la Declaración puede ser positiva o negativa.

En el caso de que sea negativa, Hacienda deberá ingresar al contribuyente el importe resultante de la Declaración. En caso de que sea positiva, en cambio, será el contribuyente el que deba abonar el importe de la Declaración a la Agencia Tributaria. 

¿Qué son las rentas exentas?

Tal y como recoge la Agencia Tributaria, existen una serie de rentas que, pese a ser imponibles, no necesitan tributarse en la Declaración. O lo que es lo mismo: ingresos por los que no se debe pagar el IRPF. 

Estas rentas no se tienen en cuenta para establecer el límite de la obligación de declarar, es decir, el mínimo que nos obliga a presentar el documento. Además, y salvo excepciones, no es preciso incluirlas en la Declaración.

El principal objetivo de las rentas exentas es proteger a los contribuyentes que pertenezcan a algún colectivo o se encuentren en una situación de vulnerabilidad, fomentar la actividad económica y facilitar determinadas acciones. 

Estas excepciones, por norma general, las fija el Gobierno a través de la Agencia Tributaria, y aparecen incluidas en el artículo 7 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas. No obstante, en algunos casos son los propios tribunales de justicia quienes imponen que una renta está exenta. 

¿Qué rentas están exentas en la Declaración de la Renta? 

A pesar de lo que pueda parecer en un primer momento, existe una amplia variedad de rentas que están exentas en la Declaración de la Renta. 

Estas excepciones se pueden dividir en cinco grupos: ayudas e indemnizaciones, pensiones y prestaciones de la Seguridad Social y similares, otras prestaciones públicas (como las becas y ayudas familiares), premios y otras rentas (como los rendimientos positivos de los nuevos planes de ahorro). 

Ayudas e indemnizaciones

Dentro de este apartado, se encuentran las siguientes rentas

    Las prestaciones públicas extraordinarias por actos de terrorismo y las pensiones derivadas de medallas y condecoraciones concedidas por actos de terrorismo.

    Las ayudas de cualquier clase percibidas por los afectados por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

    Las indemnizaciones como consecuencia de responsabilidad civil por daños personales. En este caso, se incluyen las indemnizaciones por accidentes de tráfico.

    Las indemnizaciones por daños personales derivadas de contratos de seguro de accidentes. 

    Las indemnizaciones por despido o cese del trabajador. En este caso, no obstante, se establece un límite de 180.000 euros, por lo que los ingresos que sobrepasen esta cifra sí se tributarán. 

    Las compensaciones otorgadas por la Administraciones Públicas por daños personales como consecuencia del funcionamiento de los servicios públicos. 

    Las prestaciones para personas con hemofilia u otras coagulopatías congénitas, que hayan desarrollado la hepatitis C como consecuencia de haber recibido tratamiento con concentrados de factores de coagulación en el ámbito del sistema sanitario público.

    Las rentas derivadas de la aplicación de los instrumentos de cobertura cuando cubran exclusivamente el riesgo de incremento del tipo de interés variable de los préstamos hipotecarios destinados a la adquisición de la vivienda habitual del contribuyente.

    Las indemnizaciones para compensar la privación de libertad en establecimientos penitenciarios en los casos en los que se haya demostrado la inocencia del afectado.

Pensiones y prestaciones de la Seguridad Social

Dentro de este grupo, se incluyen las siguientes excepciones:

    Las pensiones ​​por inutilidad o incapacidad permanente del régimen de clases pasivas, siempre y cuando la lesión o enfermedad incapacite al preceptor para toda profesión u oficio.

    Las prestaciones por maternidad o paternidad y las familiares no contributivas que estén reguladas, así como las ayudas públicas por nacimiento, parto o adopción múltiple, adopción, maternidad o paternidad, hijos a cargo y orfandad.

    Las pensiones públicas vinculadas al servicio para cuidados en el entorno familiar y de asistencia personalizada que deriven de la Ley de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia.

    Las prestaciones por desempleo percibidas en la modalidad de pago único, siempre que las cantidades percibidas se destinen a las finalidades y en los casos previstos en el Real Decreto 1044/1985 del 19 de junio.

    Las pensiones reconocidas en favor de aquellas personas que sufrieron lesiones o mutilaciones en la Guerra Civil.

Otras prestaciones públicas

En este apartado, se incluyen las siguientes rentas:

    Los ingresos otorgados por las instituciones públicas con motivo del acogimiento de menores, personas con discapacidad o mayores de sesenta y cinco años, ya sea en la modalidad simple, permanente  o preadoptiva.

    Las becas públicas y las becas otorgadas por las entidades sin fines lucrativos.

    Las ayudas de formación y tecnificación de contenido económico que se otorgan a los deportistas de alto nivel que se ajusten a los programas de preparación establecidos por el Consejo Superior de Deportes con las Federaciones Deportivas Españolas o por el Comité Olímpico Español. En este caso, no obstante, se establece un límite de 60.100 euros.

    Las ayudas otorgadas por el Estado a los miembros de misiones internacionales de paz o humanitarias.

    Las ayudas y prestaciones concedidas por las Administraciones Públicas vinculadas al nacimiento, adopción, acogimiento o cuidado de hijos menores.

    Las prestaciones por el Ingreso Mínimo Vital y las rentas mínimas de inserción establecidas por cada Comunidad Autónoma. 

    Las ayudas a las víctimas de delitos violentos, incluidas las que se otorgan a las víctimas de violencia de género. 

    Las subvenciones destinadas a compensar los costes derivados de la recepción o acceso a los servicios de comunicación audiovisual televisiva en las edificaciones afectadas por la liberación del dividendo digital.

Premios

En este apartado, se incluyen los premios literarios, artísticos, o científicos relevantes. También se excluyen las distintas modalidades de los premios "Príncipe de Asturias" otorgados por la Fundación Príncipe de Asturias.

Otras rentas

En este caso, se recogen las siguientes excepciones:

    Las anualidades por alimentos percibidas de los padres en virtud de decisión judicial.

    Los rendimientos del trabajo percibidos por trabajos efectivamente realizados en el extranjero. En este caso, se establece un límite de 60.100 euros.

    Las prestaciones percibidas por entierro o sepelio.

    Los rendimientos del capital mobiliario procedentes de los nuevos Planes de Ahorro a Largo Plazo, con la condición de que no se retire el dinero durante cinco años desde que se contrata el producto.

    Los rendimientos del trabajo derivados de las prestaciones para personas con discapacidad, hasta un importe máximo anual por cada uno de estos rendimientos de tres veces el indicador público de renta de efectos múltiples.

PREGUNTAS FRECUENTES Y RESPUESTAS

Respuestas a las preguntas más habituales sobre qué rentas están exentas en la Declaración de la Renta

En la Declaración de la Renta, deben incluirse todas las rentas percibidas en el ejercicio. Esto incluye:

  • Los rendimientos del trabajo.

  • El capital mobiliario e inmobiliario.

  • Los rendimientos derivados del ejercicio de actividades económicas. 

  • Las ganancias y pérdidas patrimoniales.

  • Las imputaciones de renta establecidas por la ley. 

Las rentas exentas en la Declaración de la Renta son aquellas que, pese a ser imponibles, no necesitan tributarse. O lo que es lo mismo: ingresos por los que no se debe pagar el IRPF. 

Las rentas exentas en la Declaración de la Renta tienen el objetivo de proteger a los contribuyentes que pertenezcan a algún colectivo o se encuentren en una situación de vulnerabilidad, fomentar la actividad económica y facilitar determinadas acciones. 

Las rentas exentas las fija, por norma general, el Gobierno a través de la Agencia Tributaria, y aparecen incluidas en el artículo 7 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas.

En algunos casos, no obstante, son los propios tribunales de justicia quienes imponen que una renta está exenta. 

Las rentas exentas en la Declaración de la Renta se pueden dividir en cinco grupos: ayudas e indemnizaciones, pensiones y prestaciones de la Seguridad Social y similares, otras prestaciones públicas (como las becas y ayudas familiares), premios y otras rentas (como los rendimientos positivos de los nuevos planes de ahorro).