1. Blog
  2. Información Financiera
  3. Un nuevo impuesto para ricos y rebajas fiscales para las rentas más bajas: así es la nueva reforma fiscal del Gobierno

Un nuevo impuesto para ricos y rebajas fiscales para las rentas más bajas: así es la nueva reforma fiscal del Gobierno

El pasado jueves 29 de septiembre el Gobierno presentó una nueva reforma fiscal que acompañará a los Presupuestos del Estado de 2023. Te contamos cuáles son sus principales cambios.

Un nuevo impuesto para ricos y rebajas fiscales para las rentas más bajas: así son los cambios de la nueva reforma fiscal del Gobierno

30/9/2022

Rebajas tributarias para las rentas más bajas y un nuevo impuesto para las grandes fortunas: estas son dos de las principales medidas de la nueva reforma fiscal aprobada por el Gobierno de coalición que acompañará a los Presupuestos del Estado de 2023.

Presentado el pasado jueves 29 de septiembre por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, este plan de reformas llega en mitad de una nueva batalla fiscal entre el Ejecutivo y el Partido Popular motivada por la bajada de impuestos que han empezado a aplicar las comunidades presididas por los populares. 

El PP y el Gobierno se enzarzan en una nueva batalla fiscal

Este enfrentamiento, que se produce cuando apenas quedan ocho meses para las elecciones autonómicas y municipales, comenzó este mes de septiembre, después de que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunciase una nueva batería de deducciones fiscales y la creación de una “tarifa cero” para nuevos autónomos y de que el presidente de los populares, Alberto Núñez Feijoó, animase a sus barones a seguir la estela madrileña en las regiones en las que gobiernan. 

El Gobierno andaluz, liderado por Juanma Moreno, fue el primero en sumarse a este llamamiento. El presidente de la Junta de Andalucía, que durante su campaña electoral ya había manifestado su intención de replicar la política de impuestos madrileña, caracterizada por ser la de menor presión fiscal del país, reveló el pasado lunes 19 de septiembre un paquete de rebajas con una medida estrella: la eliminación del impuesto de patrimonio que grava las grandes fortunas. 

Poco después, el presidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, anunció que su Gobierno duplicaría la bonificación sobre el impuesto de patrimonio de la región, que pasaría de un 25% a un 50% de cara a los presupuestos de 2023.

Tras él, el Gobierno de Murcia, liderado por Fernando López Miras, dio a conocer que también bajaría los impuestos, al aplicar una rebaja del 4,1% en el tramo autonómico del IRPF, y manifestó su intención de intentar suprimir el impuesto de patrimonio de cara al año que viene. 

Las políticas aplicadas por los populares fueron duramente criticadas por el Gobierno central, que las tachó de “populismo fiscal”.

“Ya sabemos cuál es el modelo fiscal del PP: bajar los impuestos a los ricos en una destructiva carrera a la baja que nos empobrece a todos”, afirmó la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, que criticó que los populares hubieran eliminado el impuesto de patrimonio de las grandes fortunas en un momento en el que se necesita reforzar los servicios públicos.

En mitad de este enfrentamiento, sin embargo, el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, decidió desmarcarse de la estrategia de los socialistas, que rechazaban bajar el IRPF, y anunció un paquete de medidas para rebajar este impuesto.

Este plan incluye un aumento del 10% la cuantía exenta de tributación a los ciudadanos, una nueva tarifa autonómica del IRPF y una ampliación de las deducciones y bonificaciones fiscales, y a diferencia de la estrategia del PP, que está enfocado a las rentas más altas, está destino a las rentas inferiores a 60.000 euros.

El Gobierno aprueba una nueva reforma fiscal con cambios para las rentas más bajas y las grandes fortunas 

En este contexto, el Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos aprobó el pasado jueves 29 de septiembre su propio paquete de medidas, con el que espera poner fin al vaivén fiscal de las comunidades autónomas. 

Este plan acompañará a los Presupuestos del Estado de 2023 e incluye cambios en el impuesto del IRPF y el de sociedades y la creación de un nuevo tributo para las grandes fortunas. Con él, se pretende ayudar a los ciudadanos más vulnerables y generar, en los próximos dos años, unos ingresos adicionales para el Estado valorados en 3.144 millones de euros.

Nuevo impuesto para las grandes fortunas

La gran novedad del paquete de reformas aprobado por el Gobierno es la creación de un nuevo impuesto para las grandes fortunas, un tributo que Unidas Podemos ya había reclamado con anterioridad y que el PSOE había rechazado en el pasado.

Este nuevo impuesto ha sido bautizado como ‘Impuesto de Solidaridad de las Grandes Fortunas’ y, en un principio, será de carácter temporal, por lo que solo se aplicará en 2023 y 2024. 

El tributo estará dividido en tres tramos, en los que se aplicará un tipo impositivo distinto. El primero afectará a los patrimonios de entre tres y cinco millones, por los que se pagará una tasa del 1,7%. El segundo engloba a los patrimonios de entre cinco y diez millones, y aplicará un tipo impositivo del 2,1%. Finalmente, por encima de los diez millones se aplicará una tasa del 3,5%.

  • De tres a cinco millones: 1,7%.

  • De cinco a diez millones: 2,1%.

  • Más de diez millones: 3,5%.

Este nuevo impuesto tiene un potencial recaudatorio de 1.500 millones y afectará aproximadamente a 23.000 contribuyentes, un 0,01% del total. 

Con él, se dejarán sin efecto las rebajas que las comunidades autónomas gobernadas por el PP han aplicado en el impuesto de patrimonio sobre las grandes fortunas. Para evitar la doble imposición en las comunidades en las que este impuesto se mantiene con normalidad, la cuota abonada por el impuesto de patrimonio será completamente deducible en este nuevo tributo.

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas 

Dentro del IRPF, el paquete fiscal aprobado por el Gobierno central actúa en dos vertientes: por un lado, se rebaja para las rentas más bajas; por otro, se incrementa para las rentas más altas.

Con este nuevo plan, el Ejecutivo planea aumentar la reducción por los rendimientos de trabajo para beneficiar a las rentas medias y bajas. En concreto, está previsto aumentar hasta 21.000 euros el beneficio fiscal que actualmente se aplica en las rentas de hasta 18.000 euros. 

El Ejecutivo ha elegido poner el límite en 21.000 euros por ser el “salario mediano” del país, por lo que se prevé que la medida afecte a un 50% de la población. Además, se estima que este cambio supondrá un ahorro de 1.881 millones de euros en dos años, del que se beneficiarán, según la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, “los que más necesitan de ayudas públicas”. 

En línea con esta medida, el Gobierno central también ha aumentado el mínimo exento del pago de IRPF, que pasa de 14.000 a 15.000 euros. Con este aumento, se espera acompañar la subida del Salario Mínimo para evitar que quede descompasada en el ámbito fiscal. 

Frente a estas medidas, el Ejecutivo ha aprobado una subida del tipo impositivo que se aplica a las rentas de capital más altas. En el caso de las rentas de más de 200.000 euros, la tributación se elevará un punto, hasta el 27%, mientras que en aquellas de más de 300.000 euros se aumentará en dos puntos, hasta el 28%.

Ayudas a los Autónomos

Dentro de este impuesto, el Gobierno también ha incluido medidas destinadas a los autónomos. En concreto, el Ejecutivo contempla una rebaja adicional del 5% del rendimiento neto de módulos para los autónomos, con la que se espera beneficiar a 577.000 trabajadores por cuenta propia

Además, el plan también incluye un incremento de la reducción para gastos deducibles de difícil justificación en la tributación, que pasará del 5% al 7%. En este caso, se espera que la modificación afecte a 956.000 autónomos. 

En total, se calcula que estas medidas podrán favorecer a aproximadamente unos 1,4 millones de trabajadores por cuenta propia y generar una rebaja de impuestos de 184 millones de euros.

Impuesto de Sociedades

Sobre el Impuesto de Sociedades, el Ejecutivo ha aprobado una rebaja permanente del tipo nominal de las pequeñas empresas con una cifra de negocios inferior a 1 millón de euros, que pasará de un 25% a un 23%. 

Esta medida, que ya había aparecido en el acuerdo de Gobierno firmado por el PSOE y Unidas Podemos en 2019, afectará a más de 400.000 sociedades y tendrá un impacto económico de aproximadamente 292 millones de euros, según los cálculos.

En contraposición a esta solución, el Gobierno también limitará en un 50% la posibilidad de que los grupos empresariales consolidados puedan compensar las pérdidas de sus filiales. Esta medida, que será de carácter temporal, afectará a 3.609 grandes empresas. Con ella, se esperan recaudar alrededor de 2.439 millones entre 2023 y 2024.

Fuera de este paquete de medidas, el Gobierno también ha anunciado una rebaja del IVA para los productos de higiene femenina, que pasará de un 10% a un 4%. El IVA de los preservativos y los anticonceptivos no medicinales, según ha manifestado la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, también se rebajará.