Préstamos para pensionistas

Si eres pensionista y necesitas financiar tus gastos adicionales o cualquier gasto inesperado, en Lendo podrás comparar y elegir el préstamo que necesitas entre las distintas ofertas pre-aprobadas de nuestros prestamistas líderes del mercado.

  • Tardarás solo unos minutos en solicitarlo

  • Solicitud 100% por internet

50030.000
  • 6 meses
  • 1 año
  • 2 años
  • 3 años
  • 4 años
  • 5 años
  • 6 años
  • 7 años

Coste aproximado

388,00 € /mes

Ejemplo de cálculo no vinculante: Plazo: 5 años. Tasa anual equivalente: 6.27 % (interés fijo). Por lo tanto, un préstamo de 20.000,00 € costará 388,00 € al mes, con un importe total de 23.251,00 €. Tipo de interés nominal (TIN): 6.10 % (los tipos de interés se fijan de forma individual según la solicitud de préstamo). Actualizado el 01/09/2020

Plazo de amortización: entre seis meses y seis años. El tipo de interés máximo es del 382 %. Tipo de interés entre 4.95 % y 214 %.

Comparamos los mejores prestamistas

bank santander
SoYou
younited
Fidinda
logo ibancar
creditea

Hay quien piensa que por el mero hecho de ser pensionista o estar jubilado ya no podrá optar nunca a un préstamo en caso de necesidad. Que este tipo de ayudas económicas están reservadas únicamente para aquellos que aún son trabajadores en activo y a los que, por lo tanto, aún les quedan más años para poder devolver el importe que se les ha prestado. Sin embargo, eso no es así para nada.

Cierto, las entidades prestamistas querrán conocer la situación económica del solicitante, la edad, tipo de pensión, gastos etc,  pero eso no significa que no se vaya a conceder dicho préstamo. De hecho, algunas de las entidades colaboradoras de Lendo están más que abiertas a conceder préstamos a personas ya jubiladas que necesiten un pequeño empujón económico. Eso sí, lo mejor será ir entrando en materia poco a poco, así que si eres pensionista y necesitas un préstamo rápido y casi sin trámites, continúa leyendo, ¡esto te interesa!

Cómo conseguir préstamos para pensionistas

Si hace tiempo que dejaste de trabajar y necesitas un crédito para pensionistas, en Lendo te lo ponemos muy fácil. Lo único que necesitamos es información sobre tu situación financiera para exponerles tu caso a nuestros socios colaboradores, que son quienes tienen que aprobar tu préstamo. Lendo no aprueba ni concede nada, pero te ayuda con todo el papeleo para que no tengas que preocuparte más que por elegir las mejores condiciones:

  1. Lo primero que debes decirnos es qué cantidad de dinero necesitas y cómo estarías dispuesto a devolverla. Esto es, en qué plazo de tiempo y, por tanto, cuánta cantidad en cada cuota.

  2. Después tendrás que responder a un cuestionario sobre tu situación económica. Eso sí, si no quieres que la cosa se demore siempre puedes conectar tu banca online a Lendo. Solo recibiremos la información que necesitamos verificar para solicitar tu préstamo, ¡Es un proceso totalmente seguro!

  3. Tardarás pocos minutos en empezar a recibir ofertas, y las que te lleguen estarán pre-aprobadas. Es decir, todas las ofertas de crédito que te lleguen serán de entidades que ya han aceptado prestarte el dinero. Sin más esperas, sin más burocracia.

  4. Aún te queda el paso más importante: comparar las ofertas recibidas y quedarte únicamente con aquella que mejores condiciones te ofrece. 

Lo mejor de Lendo es que no tienes que perder tiempo en ir de una entidad a otra, ni en exponer tus necesidades en cada una de ellas. En Lendo recibes todas las ofertas en el mismo sitio, las comparas, te quedas con la mejor y no das ninguna explicación de en qué vas a gastarte el dinero.

Qué necesitas para conseguir créditos para pensionistas

Si crees que conseguir tu préstamo siendo pensionista va a ser toda una odisea de papeleo, en Lendo no podríamos ponértelo más sencillo. Lo único que necesitas es una cuenta bancaria a tu nombre en la que recibir el dinero, ser residente en España y contar con un teléfono y acceso a internet.

Con eso y tus datos económicos debería bastar, aunque bien es cierto que algunas de las entidades colaboradoras con las que trabajamos podrían solicitar algo más de información. No te preocupes, a veces es necesario para hacer verificaciones, así que cuanto antes se la proporciones, antes podrás recibir su oferta con la cantidad que necesitas.

Necesito mi préstamo para pensionistas de forma ágil, ¿tardará mucho?

Lo normal es que, una vez nos hayas dado la información que necesitamos, comiencen a llegarte ofertas de algunos de nuestros muchos socios colaboradores a los pocos minutos. Te aconsejamos no aceptar la primera que llegue, al menos no sin antes compararla con otras opciones que pueden resultarte mucho más beneficiosas.

Una vez te hayas decidido por una, lo habitual es que recibas tu dinero en un lapso de tiempo que va desde las 24 hasta las 72 horas. No es un trámite inmediato, pero es precisamente eso lo que te da una garantía de que las cosas se están haciendo bien.

¿Puedo pedir préstamos para jubilados estando en ASNEF?

Una entidad bancaria tradicional te lo pondrá muy complicado para acceder a un crédito estando en una lista de morosos. Sin embargo, lo bueno de pedir un préstamo personal online para pensionistas es que algunas de nuestras entidades colaboradoras sí podrían estar abiertas a ayudarte.

Lo único que tienes que hacer es darnos la información financiera que necesitamos y esperar a que algunas de ellas reaccionen a tu llamada. Lo único que te costará es tiempo, ¡y no demasiado! Por lo demás, en Lendo no te cobramos por nuestros servicios de gestión y tú decides cuál de las ofertas pre-aprobadas que te llegan es la más adecuada para ti. Si es que alguna lo es, desde luego, usar Lendo no te compromete a nada.

Préstamos personales para pensiones no contributivas

Ahora bien, si a un pensionista, tras haber cotizado durante toda su vida profesional, puede darle la impresión de que nadie le concederá un préstamo debido a su situación económica, las personas que se benefician de una pensión no contributiva pueden llegar a sentirse aún más en desventaja que estas últimas. Eso sí, ¿qué pensiones son las no contributivas y qué diferencias tienen con las contributivas? Te lo contamos.

¿Cuáles son las pensiones no contributivas?

La pensión contributiva, como ya sabrás, es aquella a la que se accede tras haber cotizado parte de lo ganado durante toda una vida profesional, ya sea en España o en el exterior, siempre y cuando se legalice dentro de nuestras fronteras. Sin embargo, las pensiones no contributivas son aquellas que se conceden aunque no se haya cotizado, no se haya hecho lo suficiente o sean consecuencia, por ejemplo, de una invalidez.

Son, al fin y al cabo, la forma que tiene el Gobierno de no dejar de lado a las personas que más lo necesitan. Por eso, además de una cuantía de dinero repartida en 12 mensualidades y dos pagas extra, también incluyen cobertura tanto médica como farmacéutica como otros servicios sociales en función de las necesidades de las personas que la reciben.

¿Se puede acceder a un préstamo con una pensión no contributiva?

Puede que algunas entidades bancarias pongan algún tipo de restricciones a la hora de conceder préstamos para pensionistas a personas con pensiones no contributivas. Sin embargo, algunos de nuestros socios prestamistas tienen clarísimo que todas las personas merecen las mismas oportunidades y están especializados precisamente en este tipo de operaciones económicas.

Una pensión del Estado no deja de ser un ingreso demostrable y recurrente, es decir, una garantía fiable de que vas a poder devolver el dinero prestado sin problemas. Esto es fundamental para las entidades financieras, y por ello mirarán con buenos ojos contar con una pensión, sea contributiva o no contributiva.

¿Qué cantidades se pueden pedir en los préstamos para personas con una prestación no contributiva?

Ni Lendo ni sus entidades colaboradoras hacen distinción alguna entre las personas que necesitan un préstamo para poder salir de un bache o seguir adelante con su vida. Por eso tratamos los préstamos personales para personas con pensiones no contributivas con el mismo respeto y la misma dedicación que cualquier otro.

Por eso, si necesitas un préstamo personal para pensiones no contributivas, tendrás acceso a las mismas cantidades que si estuvieses en cualquier otro tipo de situación: desde 500€ hasta un préstamo de 30.000€ y, por supuesto, haciéndote las mínimas preguntas necesarias para que tu solicitud sea estudiada.

¿Es necesario un aval para solicitar mi préstamo personal para pensiones no contributivas?

Desde luego que no, para nada. Lo único que necesitas para optar a conseguir un préstamo con Lendo es contarnos una serie de detalles que te pediremos sobre tu situación financiera, después de que nos digas cuánto dinero necesitas y cómo te gustaría ir devolviéndolo.

Recuerda que, si prefieres evitarlo, siempre podrás conectar tu banca online con nosotros y nos ocuparemos de todo. Una vez lo hayas hecho, toda oferta que recibas de parte de nuestros socios colaboradores serán préstamos pre-aprobados. Es decir, si te llegan es porque ya están dispuestos a prestarte el dinero. ¡Solo tendrás que analizar bien la situación y elegir la oferta que mejores condiciones te ofrezca!

¿Qué cantidad de dinero debo solicitar como máximo en mi préstamo personal para pensiones no contributivas?

Aunque el tope a la hora de pedir un préstamo con Lendo está en 30.000 euros, lo cierto es que nunca recomendamos que se solicite una cantidad mayor de lo que se esté en disposición de ir devolviendo. Por eso es importante que seas consciente en todo momento de qué cantidad solicitas pero, sobre todo, de qué cantidad de dinero vas a disponer cada mes para poder afrontar tus cuotas.

Un préstamo online siempre debe ser la solución a tus problemas económicos, y para ello siempre hay que solicitarlo con cabeza. Por ejemplo, un préstamo personal para pensiones no contributivas es una buena opción para emprender una reforma en casa sin tener que esperar más tiempo de la cuenta. O para afrontar una derrama extraordinaria para poner un ascensor en el edificio.  Así, en vez de tener que esperar a tener el dinero ahorrado, podrás quitarte ese peso de encima e ir devolviéndolo poco a poco.

Ventajas de pedir un préstamo para pensionistas online

Tal y como ya te hemos mencionado, el hecho de no tener que ir de una oficina bancaria física a otra conlleva un ahorro considerable de tiempo, pero también un auténtico alivio. Peregrinar de una a otra sabiendo que te lo van a poner complicado en todas no es sencillo. En cambio, con Lendo lo tienes muy fácil:

  • No tienes que desplazarte, así que ahorras una barbaridad de tiempo.

  • Tampoco tienes que dar explicaciones, lo único que necesitamos para ayudarte es información.

  • Tienes todas tus ofertas en un mismo sitio, por lo que compararlas para elegir únicamente la mejor es una tarea mucho más sencilla que en persona.

Comparar tus créditos para pensionistas, la clave

Si algo tenemos claro en Lendo es que debes comparar a conciencia todas las ofertas que te lleguen. A pesar de que decidan prestarte una misma cantidad de dinero, lo normal es que cada una de nuestras entidades colaboradoras te ofrezca unas condiciones que pueden variar bastante entre unas y otras.

No te dejes llevar por las ganas, espera un poco, analiza bien cuál es la que mejor se ajusta a tus necesidades y gana con tu elección. ¡Exprime todas las posibilidades que te ofrecemos y obtén el mejor acuerdo para ti!

¿CÓMO FUNCIONA LENDO?

Compara préstamos personales de forma rápida, fácil y gratuita

1. Haz tu solicitud

Solicita un préstamo 100 % por internet.

2. Compara ofertas personalizadas

Lendo pedirá a varios prestamistas que te hagan ofertas personalizadas. Normalmente recibirás la primera oferta en cuestión de un minuto.

3. Elige un préstamo

Elige la oferta que mejor se adapte a tus necesidades de la lista de ofertas personalizadas.

PREGUNTAS FRECUENTES Y RESPUESTAS

Respuestas a las preguntas más habituales sobre préstamos para jubilados y pensionistas

Normalmente 75 años es la edad máxima, pero esto depende de cada entidad. Solicitar un préstamo en Lendo es gratis y no tiene compromiso, por lo que lo mejor es probar y esperar la respuesta de las entidades.

No, no es necesario que tengas propiedades que sirvan como aval. No obstante puedes utilizar tu coche como aval para acceder a mejores condiciones.

En Lendo te lo ponemos muy fácil y evitamos que tengas que aportar numerosa documentación, algo que puede ser interminable. Vinculando tu banca online podremos verificar de forma totalmente segura todos los datos que necesitamos. No obstante alguna entidad puede pedirte documentación adicional.

Utiliza nuestra calculadora de préstamos para escoger un plazo y ver al instante cuál sería la cuota. Si por ejemplo deseas devolver los 1000 euros en 1 año, tu cuota serían unos 90€ al mes.

La mejor forma de conseguir un préstamo estando jubilado o teniendo una pensión es hacer tu solicitud en Lendo y comparar las condiciones de las diferentes ofertas que vayas recibiendo.

Si, todas las entidades financieras con las que trabajamos con empresas confiables y el proceso de solicitud y vinculación de banca online es totalmente seguro. Contamos con todas las medidas de seguridad informática necesarias y no tienes de qué preocuparte.

Podrás hacer una amortización anticipada devolviendo todo el dinero antes del plazo pactado, pero algunas entidades pueden cargarte un interés adicional por este concepto. Revisa bien las condiciones de cada oferta.

No, no tendrás que cambiar de banco, sencillamente facilitando tu cuenta bancaria recibirás el dinero en ella sea del banco que sea.

Las comisiones varían según la entidad y tu situación particular. Haz tu solicitud y compara las diferentes ofertas que recibas adaptadas a ti.

Tras completar tu solicitud y aceptar una oferta, el plazo suele ser unas 24 horas, aunque puede variar dependiendo de la entidad financiera.

Sí, algunos de nuestros socios aceptan solicitudes con ASNEF, aunque esto es algo que limita tus opciones de conseguir la financiación.

Si estás jubilado y tienes una pensión, Lendo es sin duda el mejor lugar para solicitar tu préstamo personal para pensionistas.

Cada entidad financiera tiene sus propios criterios, algunas no aceptan usuarios de más de 70 años, pero otras sí. Lo más importante es contar con unos ingresos estables demostrable que te permitan devolver el dinero. Lo mejor es hacer la solicitud y esperar a recibir las ofertas.

En el caso de incumplir con los pagos acordados podrían generarse penalizaciones, como intereses por demora. También podrías ser incluido en listas de morosidad. Únicamente te recomendamos solicitar un préstamo si tienes la capacidad económica de devolverlo.

Las primeras ofertas llegarán de forma inmediata, pero cada entidad financiera tiene sus plazos, por lo que deberás esperar hasta 24 horas para estar seguro de poder comparar, y encontrar las mejores condiciones.

No, en Lendo ponemos en contacto a usuarios con entidades financieras facilitando todo el proceso, pero no somos quien decide si conceder o no conceder el préstamo.