1. Tarjetas
  2. Tarjetas revolving

Tarjetas revolving

¿Quieres contratar una tarjeta revolving? En Lendo, podemos ayudarte. Solicita con nosotros tu tarjeta revolving y encuentra la opción que más se ajusta a tus necesidades.

  • Solicitud completamente online.

  • Recibirás ofertas pre-aprobadas en solo un minuto

  • SIN compromiso: la solicitud es gratuita y no vinculante.

  • Compara condiciones y elige la oferta que más se ajuste a tus intereses.

Lendo cesa sus operaciones en España.

Lamentamos informarle que el servicio de Lendo dejará de estar disponible permanentemente.

El servicio se encontrará disponible si tienes una solicitud en curso y el equipo de atención al cliente estará disponible durante el periodo de transición.

Lendo es una compañía de préstamos con una fuerte presencia en escandinavia, en los cuales ocupa una posición lider en dicho segmento del mercado, pero las condiciones macroeconómicas desafiantes con una inflación creciente y tasas de interés más altas han generado incertidumbre sobre las perspectivas financieras en la economía global.
Esto nos ha obligado a modificar nuestro enfoque estratégico.

Lendo se centrará en crecer y fortalecer las posiciones de mercado en Dinamarca, Noruega y Suecia y, por lo tanto, planea dejar de operar en España. Si tienes alguna pregunta relacionada con tu solicitud, por favor, contacta con el equipo de atención al cliente en el número: 912907868

Tarjetas Revolving

Las tarjetas revolving son uno de los modelos de tarjetas bancarias más complejos y controvertidos que podemos encontrar en el mercado. Y es que desde que el Tribunal Supremo dictaminó el pasado 2020 que el interés de estos plásticos era abusivo, estas tarjetas no han dejado de protagonizar un sinfín de titulares. 

Las tarjetas revolving son un tipo de tarjeta de crédito que ofrece a sus usuarios un límite de crédito determinado para que financien sus compras y operaciones a plazos.

Estas tarjetas permiten que sus usuarios puedan elegir, siempre que cumplan con los mínimos exigidos por la entidad emisora, cómo quieren devolver el dinero que usen, ya sea como un porcentaje o como una cuota fija. 

La deuda pendiente que el usuario genere con el banco por utilizar el dinero prestado estará sujeta a unos tipos de interés que, por norma general, suelen ser más elevados que los de otros productos. Además, en función del uso que le dé a la tarjeta, la cantidad a deber se irá recalculando, ya que disminuirá con el pago de las cuotas mensuales pero aumentará cada vez que la tarjeta se use para asumir una compra, realizar una transferencia o extraer dinero en efectivo. 

Dado los riesgos que entrañan las tarjetas revolving, es imprescindible que, antes de contratar estos productos, comparemos detenidamente la oferta en el mercado para poder encontrar la opción con menos costes. En Lendo, gracias a nuestro simulador y a la integración de nuestros socios colaboradores, este análisis puede hacerse de manera relativamente sencilla, ya que solo se necesita una única solicitud para acceder a todas las ofertas de nuestros socios colaboradores. 

Este proceso se lleva a cabo de manera online, por lo que nuestros usuarios no tendrán que desplazarse a ninguna sucursal bancaria. Además, es completamente gratuito y no vinculante.

Nuestro objetivo es ayudar a nuestros usuarios a tomar la mejor decisión financiera de la manera más informada posible. Por eso, no aplicamos ningún tipo de comisión por la gestión de solicitudes: nuestros usuarios podrán hacer su solicitud y comparar todas las ofertas de nuestros socios colaboradores sin asumir ningún coste o compromiso. 

¿Cómo puedo saber si mi tarjeta de crédito es revolving?

El ‘revolving’ es un método de pago que permite que los usuarios financien sus compras y operaciones a plazos, abonando una cuota mensual fija o un porcentaje de la deuda pendiente y asumiendo una serie de intereses. Actualmente, la mayoría de tarjetas de crédito ofrecen esta opción a sus usuarios, por lo que si tu tarjeta te permite aplazar tus compras, tendrás una tarjeta revolving en tu cartera. 

¿Cómo funcionan las tarjetas revolving?

Al igual que el resto de tarjetas de crédito, las tarjetas revolving ofrecen a sus usuarios una línea de crédito con la que pueden pagar sus compras y operaciones sin recurrir a los fondos de su cuenta corriente. Sin embargo, mientras que en las otras modalidades de crédito esta deuda se devuelve en su totalidad a final de mes o, en su defecto, de manera inmediata, al utilizar este método de pago los usuarios contraen una deuda con el banco, que deberán devolver a plazos junto a una serie de intereses.

A la hora de devolver el dinero utilizado de la tarjeta, los usuarios pueden elegir entre abonar una cuota fija o un porcentaje de la deuda, siempre y cuando se mueva dentro de los límites marcados por la entidad bancaria.

Este método de pago, si bien puede recordar a los préstamos personales, tiene la particularidad de que la deuda se renueva mensualmente. Al abonar las cuotas correspondientes, como es evidente, la deuda disminuye. Sin embargo, por cada operación que se financie por el plástico, el importe de la deuda pendiente aumentará, junto a los intereses, comisiones y gastos asociados.

Como consecuencia, los usuarios no pueden conseguir un cuadro de amortización, lo que impide que sepan con exactitud cuántos pagos deben realizar para liquidar el importe total de su deuda. Además, si el usuario elige abonar cuotas mensuales muy reducidas para abonar sus deudas, que pueden aumentar mes a mes, estas pueden alargarse a largo plazo, lo que les obligaría a pagar más intereses. 

Comparar tarjetas revolving

Las tarjetas revolving son productos que entrañan una serie de riesgos que pueden afectar gravemente a nuestras finanzas personales, por lo que antes de contratar uno de estos plásticos es imprescindible que estudiemos y comparemos el mayor número de ofertas posibles.

A pesar de que este tipo de tarjetas ofrecen al usuario una línea de crédito que pueden utilizar para financiar sus compras y que permiten que sean ellos quienes decidan, dentro de los límites marcados por el banco, el importe de la cuota mensual con la que quieren amortizar su deuda pendiente, las tarjetas revolving presentan varios inconvenientes.

Estas tarjetas se caracterizan por que el importe de la deuda contraída por el usuario se recalcula mes a mes, en función del uso que haga del plástico. De este modo, la deuda pendiente se reducirá conforme se vayan pagando las cuotas mensuales, y aumentará, junto con los interese, comisiones y gastos que se financian conjuntamente, si la tarjeta se utiliza para realizar compras, retiradas de efectivo o transferencias, entre otros. 

Además, sus tipos de interés suelen ser más altos que los de otros productos financieros y carecen de un plazo fijo de devolución, por lo que la deuda puede alargarse en el tiempo, aumentando, consecuentemente, los costes e intereses que debería asumir el usuario. 

Para evitar caer en una situación de sobreendeudamiento, es necesario entender el funcionamiento de las tarjetas revolving y comparar distintas ofertas para encontrar aquella que ofrezca condiciones más ventajosas. 

En Lendo, gracias a nuestro simulador y la integración de los bancos y entidades con las que colaboramos, estas comparaciones pueden realizarse de forma muy cómoda y sencilla, ya que solo se necesita hacer una única solicitud para acceder a todas las ofertas de nuestros socios colaboradores.

Este proceso es online y completamente gratuito. Una vez se haya finalizado, nuestros usuarios podrán consultar sus ofertas en el apartado “Mis Ofertas”, donde podrán comparar todas sus ofertas sin asumir ningún tipo de coste o compromiso. 

  • Gratis: no aplicamos comisión alguna por la gestión. 

  • Rápido y fácil: recibirás respuesta en minutos. 

  • Cómodo: disponible 24 y desde cualquier lugar.

¿Cuáles son los requisitos para solicitar una tarjeta revolving?

En Lendo, nuestros usuarios pueden solicitar tarjetas de crédito, ya sean revolving o no, de manera muy cómoda y sencilla. Y es que gracias a nuestro simulador, solo se necesita hacer una única solicitud para acceder a las ofertas de todos nuestros socios colaboradores, que pueden compararse de manera transparente y sin asumir ningún coste o compromiso.

Este proceso es completamente online, por lo que nuestros usuarios no tendrán que desplazarse a las oficinas bancarias ni preocuparse por los horarios, papeleos y trámites burocráticos que suelen tener estas sucursales. Para completarlo, solo es necesario ser mayor de edad y cumplir con estos tres requisitos básicos:

  • Ser titular de una cuenta bancaria. 

  • Tener residencia legal en España. 

  • Tener acceso a internet y un número de teléfono, ya que, como decíamos, todo el proceso es online.  

Si cumples con estos tres requisitos, podrás completar tu solicitud de tarjeta de crédito. No obstante, esto no implica que vayas a conseguir la tarjeta que buscas, ya que la concesión de estos productos depende exclusivamente de los bancos y entidades financieras con los que colaboramos, que establecen sus propias condiciones para acceder a sus productos. 

Lendo no es un prestamista, sino un comparador de préstamos. Nuestro objetivo es ahorrar tiempo y dinero a nuestros usuarios para que puedan tomar la mejor decisión financiera de la manera más informada posible.

Por eso, no aplicamos comisiones y enviamos sus solicitudes a todos los bancos y entidades con los que colaboramos para que cada uno de ellos pueda valorar sus casos y realizar sus ofertas, pero no tenemos ningún poder de decisión sobre la concesión de estos productos.

Tanto los requisitos, como los tipos de interés, plazos y comisiones de las tarjetas de crédito dependen exclusivamente de los bancos, que son quienes, en última instancia, decidirán si te conceden la financiación que buscas. 

Cómo solicitar una tarjeta revolving

En Lendo, nuestros usuarios pueden solicitar su tarjeta de crédito o préstamo personal de manera muy sencilla y ahorrando tiempo y dinero. Gracias a nuestro simulador y a la integración de nuestros socios colaboradores, solo se necesita realizar una única solicitud para acceder, en cuestión de un par de minutos, a las ofertas de todos nuestros socios colaboradores, que pueden estudiarse de manera completamente gratuita, transparente y no vinculante.

Al ser un proceso puramente online, además, nuestros usuarios no tendrán que desplazarse a las sucursales bancarias ni preocuparse por sus trámites y horarios. Podrán realizar la solicitud desde la comodidad de su casa, en cualquier momento del día y aportando solo la documentación estrictamente necesaria. Tan solo tienen que seguir estos pasos:

  • Introduce en nuestro simulador el importe que te gustaría que tuviera la línea de crédito de tu tarjeta y el plazo en el que te gustaría devolver el dinero que utilices.

  • Contesta a todas las preguntas sobre tus gastos e ingresos

  • Este paso es opcional, pero aun así te recomendamos que vincules tu banca online para que puedas acceder a las ofertas de nuestros socios sin aportar más documentación. El proceso es completamente seguro y puede aumentar el interés de los bancos en tu caso.

  • Una vez hayas completado estos pasos, recibirás las respuestas de nuestros socios colaboradores en el apartado “Mis Ofertas”. Estas ofertas no son vinculantes, sino acuerdos pre-aprobados en base a tu perfil financiero. Podrás estudiarlas y compararlas sin ningún coste o compromiso. 

  • Si tras estudiar todas tus ofertas encuentras una que encaje con tus necesidades, solo queda aceptarla. Llegados a este punto, es probable que el banco te pida más documentos para verificar los datos que has aportado, sobre todo si no has vinculado anteriormente tu banca online.

¿Cuánto dinero puedo solicitar?

En Lendo, nuestros usuarios pueden solicitar tarjetas de crédito, ya sean revolving o no, con un importe mensual de 5.000 euros

¿Cuáles son los intereses de las tarjetas revolving?

Los intereses que aplican las tarjetas revolving varían mucho dependiendo del banco, ya que cada entidad bancaria fija las condiciones de sus productos en función de sus políticas de riesgo y estrategias comerciales. Esto implica que no hay unos intereses fijos para estos plásticos, sino que dependiendo del banco con el que los contratemos, deberemos asumir unos costes u otros. 

Si quieres conocer cuáles serían los gastos exactos que tendrías que asumir por tu tarjeta de crédito revolving, debes hacer una solicitud. Este proceso es completamente gratuito y no vinculante, y te dará acceso a las ofertas de todos nuestros socios colaboradores.

Una vez lo hayas completado, podrás consultar, en el apartado “Mis Ofertas”, la TAE (Tasa Anual Equivalente) que te aplicarían, en la que se incluyen todos los costes que tendrías que asumir por utilizar tu tarjeta de crédito revolving. 

Ventajas de solicitar una tarjeta con Lendo

Si quieres solicitar una tarjeta de crédito revolving, Lendo es la mejor opción, ya que ofrece varias ventajas que te ayudarán a tomar tus decisiones financieras de la manera más informada posible y de forma completamente transparente, sin letra pequeña.

  • El proceso es rápido y sencillo: solo tardarás unos minutos en recibir las ofertas de nuestros socios colaboradores. 

  • Puedes comparar diferentes ofertas de tarjetas de crédito con una única solicitud. 

  • Ahorras mucho tiempo en desplazamientos, papeleos y trámites burocráticos, ya que todo el proceso se realiza de forma online.

  • Además de tiempo, gracias a Lendo ahorrarás dinero, ya que no cobramos comisiones por la gestión de solicitudes. El proceso tampoco es vinculante, por lo que podrás comparar todas las ofertas sin ningún tipo de coste y elegir únicamente la que mejor se adapte a tus intereses.

  • No importa el propósito: podrás solicitar tu tarjeta de crédito para lo que necesites.

  • No tendrás que cambiar de banco.

Estoy en ASNEF. ¿Puedo solicitar una tarjeta revolving con Lendo?

Aunque en Lendo puedes utilizar nuestro simulador incluso si formas parte de la lista de la ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito), formar parte de estos archivos es siempre un gran impedimento para conseguir financiación, ya que la mayoría de bancos y entidades financieras evitan trabajar con clientes con deudas pendientes por considerarlos insolventes.

Esto implica que, aún haciendo la solicitud, las probabilidades de que te concedan una tarjeta de crédito son muy reducidas. Y es que los bancos, cuando reciben solicitudes de financiación, ya sea a través de su página web o de un comparador externo como puede ser Lendo, analizan los perfiles financieros de los usuarios para ver si cumplen con su política de riesgos.

Para ello, no solo se fijan en sus ingresos, gastos, propiedades o situación laboral, sino que revisan también los archivos de morosidad para comprobar si tienen deudas pendientes con otros bancos o compañías. 

En caso de que un usuario aparezca en estos listados, lo más probable es que el banco rechace su solicitud de tarjeta de crédito, ya sea revolving o no, dado que este tipo de productos están enfocados a usuarios con un buen perfil e historial financiero.

Por eso, y aunque puede haber excepciones dependiendo del importe de la deuda pendiente, es recomendable que antes de solicitar una tarjeta se solucionen los impagos pendientes. 

¿CÓMO FUNCIONA LENDO?

Compara préstamos personales de forma rápida, fácil y gratuita

1. Haz tu solicitud

Solicita un préstamo online 100% por internet.

2. Compara ofertas personalizadas

Lendo pedirá a varias entidades financieras que te hagan ofertas personalizadas. Normalmente recibirás la primera oferta en cuestión de un minuto.

3. Elige un préstamo

Elige la oferta que mejor se adapte a tus necesidades de la lista de ofertas personalizadas.

PREGUNTAS FRECUENTES Y RESPUESTAS

Respuestas a las preguntas más habituales sobre las tarjetas revolving

Las tarjetas revolving son un tipo de tarjeta de crédito que ofrece a sus usuarios un límite de crédito determinado para que financien sus compras y operaciones a plazos.

Estas tarjetas permiten que sus usuarios puedan elegir, siempre que cumplan con los mínimos exigidos por la entidad emisora, cómo quieren devolver el dinero que usen, ya sea como un porcentaje o como una cuota fija. 

Las tarjetas revolving ofrecen a sus usuarios una línea de crédito con la que pueden pagar sus compras y operaciones sin recurrir a los fondos de su cuenta corriente.

Al usar estas tarjetas, los usuarios contraen una deuda con el banco, que deberán devolver a plazos, abonando mensualmente una cuota fija o un porcentaje de la deuda, junto a una serie de intereses.

Esta deuda se renueva mensualmente. Al abonar las cuotas correspondientes, como es evidente, la deuda disminuye. Sin embargo, por cada operación que se financie por el plástico, el importe de la deuda pendiente aumentará, junto a los intereses, comisiones y gastos asociados.

Para solicitar una tarjeta revolving en Lendo, solo es necesario ser mayor de edad y cumplir con estos tres requisitos:

  • Ser titular de una cuenta bancaria. 

  • Tener residencia legal en España. 

  • Tener acceso a internet y un número de teléfono, ya que, como decíamos, todo el proceso es online.  

Completamente. En Lendo, no aplicamos ningún tipo de comisión por la gestión de solicitudes, por lo que nuestros usuarios pueden comparar sus ofertas sin asumir gastos o compromisos.

Si quieres conocer cuáles serían los gastos exactos que tendrías que asumir por tu tarjeta de crédito revolving, debes hacer una solicitud. Una vez lo hayas completado, podrás consultar, en el apartado “Mis Ofertas”, la TAE (Tasa Anual Equivalente) que te aplicarían, en la que se incluyen todos los costes que tendrías que asumir por utilizar tu tarjeta de crédito revolving. 

En Lendo, nuestros usuarios pueden solicitar tarjetas de crédito, ya sean revolving o no, con un importe mensual de 5.000 euros. 

Aunque en Lendo puedes utilizar nuestro simulador incluso si formas parte de la lista de la ASNEF, formar parte de estos archivos es siempre un gran impedimento para conseguir financiación, ya que la mayoría de bancos y entidades financieras rechazan trabajar con clientes con deudas pendientes por considerarlos insolventes.

Esto implica que, aún haciendo la solicitud, las probabilidades de que te concedan una tarjeta de crédito son muy reducidas. Por eso, y aunque puede haber excepciones dependiendo del importe de la deuda pendiente, es recomendable que antes de solicitar una tarjeta se solucionen los impagos pendientes. 

¿QUÉ MÁS PODEMOS OFRECERTE?

Nuestros servicios para un mejor bienestar económico